Su riqueza personal no está en su bolsillo

By Federico Tessore on septiembre 19, 2014 in Blog

generacion-riqueza

La gran mayoría de las personas tiene una relación conflictiva con el dinero. Aquellos que no tienen dinero se quejan porque no logran mayores ingresos. Pero cuando lo logran, en la gran mayoría de los casos, la situación no mejora sino que empeora. ¿Cómo solucionar este problema? 

Estamos a pocos días de comenzar la Conferencia anual de Inversor Global que realizamos en la ciudad de Colonia del Sacramento, en Uruguay, frente a Buenos Aires cruzando el Río de la Plata. Más de 250 inversores globales se darán cita a esta reunión donde contaremos con disertantes de todas las disciplinas del mundo de las inversiones personales.

Este año llamamos la conferencia “Oportunidades de Fin de Ciclo” y entre otros temas planeamos anticipar qué puede pasar en un mundo que parece aproximarse al fin de una era de tasas bajas y emisión descontrolada, ¿cómo será esta nueva realidad?

Espero pronto replicar este evento en Chile o en algún lugar cercano, y poder contar con la presencia de la cada vez más numerosa comunidad nos siguen en Chile. Mientras, me gustaría adelantarle uno de los temas que vamos hablar este jueves y viernes en los salones del Sheraton Hotel de Colonia. Un tema relacionado a la riqueza personal.

El mundo de la riqueza personal, nos guste o no, siempre será parte de nuestras vidas. El dinero siempre está en medio de nuestros sueños y nuestros anhelos.

Siempre me pregunté por qué la gran mayoría de las personas se esfuerza por negar esto.

Pareciera que reconocer esta realidad lo transformara a uno en un materialista e insensible que no entiende ni un poco qué son las cosas importantes de la vida. Pareciera que las mentes más brillantes y más respetadas de nuestro mundo no hablan ni piensan de dinero.

Nadie nunca nos enseña nada sobre el dinero. Ni en las escuelas de negocio gastan más de una materia en asuntos relacionados a las finanzas personales.

¿Qué está pasando en nuestra sociedad que esconde un tema tan relevante para nuestras vidas?

¿No nos damos cuenta de que la ignorancia financiera es responsable de hundir en el olvido y en la infelicidad la vida de millones de personas?

Millones de sueños rotos. Millones de vidas inconclusas. Millones de proyectos dejados a la mitad. Millones de infelices en cada uno de los rincones de nuestro planeta por una sola y simple razón: no tener idea sobre cómo funciona el dinero.

¿Le parece exagerado mi argumento?

Durante los últimos veinte años estuve en contacto con cientos de personas de todos los perfiles y patrimonios, y la gran mayoría enfrentaba las mismas dificultades en su relación con el dinero. Cuando no tenían dinero se quejaban de que no tenían dinero. Y cuando conseguían ese dinero, no importa si a través de una herencia, un premio o trabajando, los volvía tan infelices que parecían querer volver a un pasado sin dinero. Todos, con muy pocas excepciones, empezaban y terminaban infelices en su relación con el dinero.

Le repito que esto lo viví con mis propios ojos durante las últimas dos décadas. Y dentro de este grupo de inversores había gente muy poco educada, pero también lo opuesto. Personas con dinero familiar de varias generaciones, ganadores de sorteos millonarios y nuevos emprendedores. Todos enfrentan similares dificultades.

Entonces la duda que me surge es: ¿para qué perseguimos el dinero toda la vida si cuando lo obtenemos seguimos siendo infelices? A veces hasta más infelices que cuando no lo teníamos.

¿Tiene sentido esta loca carrera por el dinero? ¿Hay algún escape a esta cárcel, que parece representar el dinero para muchos?

Creo que sí hay una salida. Creo que el dinero no tiene que representar a una cárcel, sino todo lo contrario, tendría que representar la libertad, la independencia, la autonomía, el cumplir nuestros deseos y el de nuestros seres queridos.

Pero para lograr salir de esa cárcel tenemos que incorporar a nuestras cabezas una nueva realidad. Un nuevo contexto que nos toca vivir. Y eso no es fácil y toma tiempo.

¿Qué cambio en el mundo de la riqueza personal durante los últimos años?

En el pasado lo único que podía hacer una persona con sus ahorros era ir al banco de su barrio o de su ciudad, hablar con el gerente y hacer un depósito a fijo, no mucho más. Era lógico que el único y gran proyecto de las personas fuera comprar una casa. ¡Si no podían hacer ninguna otra cosa más!

Y si lo hacían era muy probable que perdieran el dinero. Por eso las personas corrían desesperadas a la seguridad del ladrillo. Y si lograban su primera casa y podían generar más dinero compraban una más grande. O se compraban una segunda casa.

Pero nunca, nunca, se les ocurría pensar en invertir ese dinero.

Y este pensamiento sigue siendo lógico y racional si seguimos afrontando el tema del dinero con la realidad pasada. Con la realidad de una década atrás.

Pero es totalmente ilógico si empezamos a ver la realidad tomando en cuenta lo que pasa hoy en el mundo de la Riqueza Personal. Un mundo totalmente diferente al de 10 o 15 años atrás. Un mundo de oportunidades donde las diferencias entre el mayor inversor de todo el mundo, Warren Buffett y cualquiera de nosotros es cada vez más pequeña.

¿Por qué ocurrió esto? Bueno, el desarrollo de Internet, la tecnología, la globalización y las comunicaciones permitieron tres grandes revoluciones.

  • La revolución de los negocios globales: Hoy cualquiera de nosotros, sin necesidad de tener dinero o contactos en el poder, puede crear un negocio global y rentable en poco tiempo.
  • La revolución de las inversiones financieras: Hoy todos podemos elegir las inversiones financieras que imaginemos. No hay límites ni restricciones, todos tenemos a nuestra disposición las mismas oportunidades.
  • La revolución de las inversiones inmobiliarias: El desarrollo de la incipiente industria del crowdfunding está logrando democratizar el mundo de las inversiones inmobiliarias de la misma forma que lo que ocurrió en el mundo de las inversiones financieras.

La revolución de la riqueza personal es una realidad tangible en nuestra vida. Puede pasar que no tengamos tiempo o ganas de verla, de entenderla, pero ocurre y está a nuestra disposición.

Estamos ante una oportunidad única. Que nuestros padres y abuelos ni siquiera imaginaron. Está en nosotros cambiar la mentalidad que nuestros padres y abuelos nos inculcaron y adaptarnos a esta nueva realidad. Si lo logramos, nuestro futuro financiero será el que siempre soñamos y mucho más.

La única traba hoy para aprovechar esta nueva realidad está en nuestras cabezas. Tenemos que tener la apertura mental para incorporar estos conocimientos y luego las energías y el coraje para aplicarlos.

Si logramos incorporar esta nueva realidad del mundo de la riqueza personal es muy probable que no tengamos que pasar por una relación negativa con el dinero como le conté que en mi experiencia tienen la mayoría de las personas.

Pero esto sólo es posible si nos damos cuenta de que nuestra riqueza personal no está en nuestros bolsillos, no está en nuestra cuenta bancaria ni está en nuestras propiedades.

La riqueza personal está en nuestras cabezas. Si sabemos desarrollar la riqueza personal en nuestras cabezas vamos a lograr el objetivo de vivir tranquilos con o sin dinero. Porque vamos a saber cómo generarlo si lo perdemos. Porque vamos a saber manejarlo si lo tenemos. Porque vamos a saber desarrollar el estilo de vida que queremos sin importar el dinero que tenemos.

Porque nos vamos a animar a vivir antes de lo 60, cuando teóricamente nos íbamos a retirar y comenzar a hacer lo que queremos. Y porque mucho mas importante, porque vamos a aprender a disfrutar el recorrido.

Ese camino tan apasionante y desafiante como es el de construir nuestra riqueza personal.

Eso veinte años atrás era una utopía, pero hoy es una realidad. Y no debemos dejar pasar esta oportunidad.

Prometo que la semana que viene compartiré con usted otros de los temas que abordaremos en la conferencia anual de Inversor Global. Serán tres días intensos donde más de 20 expertos compartirán su conocimiento con más de 250 inversores. Sin duda habrá mucho para contar.

Comentarios
Avatar Image

Federico Tessore

Federico nació en Buenos Aires, Argentina el 25 de septiembre de 1975. Desde chico estuvo relacionado con el mundo de los negocios gracias a la influencia de su inquieto y emprendedor padre.