Los políticos millonarios: la pesan, no la cuentan

By Federico Tessore on noviembre 27, 2014 in Blog

billetes-dolares-millonarios

Hay una epidemia global de corrupción que se está apoderando de la gran mayoría de los países. Pocos días atrás se conoció el caso de Petrobras, la mayor empresa de Latinoamérica. Pero esto no es todo: hoy los políticos no la cuentan, la pesan.

Desde Miami, estados Unidos

El reciente caso de corrupción que sacudió a Brasil es uno de los más grandes que recuerdo haber leído. Porque corrupción hay en todos lados, lamentablemente, pero el sistema brasileño se las arregló para robar miles de millones de dólares en poco tiempo. El diario El País de España lo explicaba de la siguiente manera:

“El sistema es simple, diabólico y eficaz: un acusado de corrupción ve rebajada su pena si delata a otros implicados que, a su vez, se pueden acoger al mismo trato, con lo que el caso se ramifica hasta el infinito. Es la manera que tiene el juez brasileño Sérgio Moro de remontar el rastro de la millonaria corrupción que atraviesa de arriba abajo la mayor empresa pública de Latinoamérica, la petrolera Petrobras, y que sacude el país”.

“Los ingredientes del caso son infinitos: contratos de millones de reales amañados, obras de construcción de refinerías sobrefacturadas, cuentas bancarias repentinamente vaciadas para que no sean embargadas, arrepentidos que se avienen tras pagar 30 millones de euros, maletines con billetes que vienen y van, aviones privados llevando para acá y para allá sumas mareantes de dinero, un tesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) implicado en la trama e intermediarios que se entregan tras pasar días ocultos de la policía. Y, además, varios de los mayores empresarios del país, presos en el mismo penal acusados de soborno, compartiendo cárcel y destino con el delator, Alberto Youssef, que todo lo sabe y todo lo cuenta…”.

Esta maquinaría de corrupción movió mas de US$ 3.000 millones durante los últimos tres años. Estamos hablando de mucho, mucho dinero que se están llevando los políticos brasileros. Pero no son lo únicos.

Los argentinos no se quedan atrás. La frase de uno de los implicados en un importante caso de corrupción que se conoció pocos meses atrás en la Argentina es clara. El imputado, acusado de lavar dinero que robaba el ex presidente Néstor Kirchner y sus amigos dijo una frase que quedó en la mente de muchos argentinos:

“La pesan, no la cuentan”.

El tema es que robaban tanto dinero que era imposible contarlo, entonces directamente elegían medir la cantidad de dinero en “kilos”, por ejemplo, 1,1 kilos de billetes de 500 euros equivale a un millón de euros. De esta forma era más fácil manejar el dinero que se apropiaban…

Este dinero que los políticos “pesan” es dinero que nos están robando a usted o a mí. Es decir, no es dinero que viene del cielo, es dinero que las personas improductivas de nuestro planeta, los políticos y sus amigos, les quitan a las personas productivas de nuestro planeta, incluyendo empresarios honestos, comerciantes, profesionales y empleados reales. Y todo este saqueo se da en un contexto de cierta “legalidad”, ya que estos políticos en su mayoría fueron votados y ganan legitimidad cumpliendo ciertas reglas y formalismos de la democracia. Por ello, el que los cuestiona, el que se anima a cuestionar sus espurios negocios muchas veces es acusado de “estar en contra de la democracia” o en el caso de los gobiernos populistas, de “defender a los ricos y estar en contra de los pobres”.

¿Cómo romper esta perversa dinámica que lleva a los países a la depresión y la mediocridad?

Bueno, una solución perfecta seguramente no encontremos. Los seres humamos somos imperfectos, nos equivocamos y erramos. Pero sé estoy seguro de que podemos encontrar un mejor sistema. Un sistema donde los políticos no tengan tanta posibilidad de “pesar” el dinero que se llevan. Un sistema donde los Estados no sean tan grandes como en la actualidad, donde los impuestos no se lleven en torno al 50% de nuestros ingresos, donde podamos vivir sin tener que cumplir tantas regulaciones y requisitos que nos imponen los políticos.

Un sistema que vuelva a las bases. Donde tengamos un Gobierno que se dedique a las cosas básicas como seguridad, infraestructura y Justicia, por ejemplo, y deje a las personas arreglar libremente y en forma privada el resto de los asuntos que se relacionan a nuestras vidas.

¿Está será la solución mágica que asegure nuestra prosperidad y felicidad? Seguramente no, pero por lo menos no tendremos que vivir mas el disgusto de ver como los políticos arman sus maquinarias de marketing para convencernos de que ellos saben qué es mejor para nosotros, para elegir por nosotros, para apoderarse de nuestras vidas, de nuestro presente y de nuestro futuro.

Y todo esto, mientras buscan una nueva balanza para pesar su dinero…

Hoy más que nunca, y sin importar en que país viva, debe ser un inversor global. Hoy más que nunca debe proteger su patrimonio generando ingresos y ahorrando en un país diferente al que vive. Ése es el primer paso que puede dar para asegurar su futuro y el de su familia. Empiece ahora mismo.

Nosotros en Inversor Global estamos para ayudarlo, y que sea usted el que tenga que comprar una balanza para pesar su dinero…

Le deseo una excelente semana de inversiones.

Federico Tessore,

Para Inversor Global Chile.

Comentarios
Avatar Image

Federico Tessore

Federico nació en Buenos Aires, Argentina el 25 de septiembre de 1975. Desde chico estuvo relacionado con el mundo de los negocios gracias a la influencia de su inquieto y emprendedor padre.