La pirámide de la libertad financiera

La pirámide de la libertad financiera

By Federico Tessore on marzo 22, 2019 in Libertad Financiera

Alcanzar la “libertad financiera” implica que tus ingresos pasivos pagan los gastos que mantener tu nivel de vida actual requiere. Es decir, si sos libre financieramente, no tenés la necesidad de trabajar, ya que no necesitas ese ingreso para mantenerte.

Ahora, ¿Cuánto dinero necesitas para ser financieramente libre? ¿Qué gastos esos ingresos pasivos tendrían que cubrir?

Para responder estas preguntas conocer la llamada “pirámide de la libertad financiera” es una muy buena idea. La pirámide clasifica los distintos tipos de libertad financiera.

El tipo más elemental de libertad financiera es la ‘seguridad financiera’. En esta situación, tus ingresos pasivos te permiten costear los gastos de supervivencia básicos como vivienda, alimentación, energía eléctrica o abastecimiento de agua. Pero nada más.

Si alcanzas este nivel de libertad financiera no podrás permitirte el más mínimo lujo o capricho sin tener que trabajar. Y es que a menos que seas un ermitaño o alguien con hábitos de vida extremadamente austeros, aun alcanzando este grado de libertad financiera tendrás que seguir laburando para poder vivir con comodidad.

Lo cierto es que no es recomendable conformarse con este nivel de libertad financiera, ya que quedas en una posición de alta vulnerabilidad si le sucede cualquier imprevisto a vos o a tu familia.

Para vivir con tranquilidad y también con comodidad es necesario subir hasta el siguiente nivel en la pirámide de la libertad financiera: la ‘independencia financiera’.

La mayoría de las personas cuando hablan de libertad financiera se refieren a este concepto, y es que si alcanzas este nivel serás capaz de llevar una vida con todo tipo de comodidades sin necesidad de trabajar.

Para la mayoría de las personas este es el gran objetivo que tienen en mente cuando diseñan sus estrategias de ahorro. Sin embargo, existe la posibilidad de ir más allá en nuestro camino por alcanzar la libertad financiera. En la cima de la pirámide se sitúa la ‘independencia financiera absoluta’.

Alcanzar este nivel te permitiría tener más ingresos pasivos de los que podrías gastar con tu estilo de vida habitual. Las personas que alcanzan este nivel de libertad financiera ya no se tienen que preocupar por el dinero, ya que llevando un nivel de vida normal el dinero continúa acumulándose.

Pero la pregunta que todos se hacen es: ¿cómo se puede subir en la pirámide de la libertad financiera?

 

La estrategia para alcanzar una mayor libertad financiera

Hasta ahora te hablé de la pirámide de la libertad financiera, pero también es importante recordar cómo podemos alcanzar una mayor libertad financiera. Las estrategias para conseguir esto son dos: el método ahorrador y el método emprendedor.

El método ahorrador consiste en ahorrar una parte importante de tu sueldo para luego invertirlo, con el objetivo de que un día los intereses generados por tus inversiones te permitan pagar tus gastos corrientes.

Las ventajas que presenta este método es que si implementamos una política prudente de inversiones, recurriendo a activos financieros de calidad o fondos indexados, además de ser un método de generación de riqueza pasivo que no nos va a ocupar mucho tiempo va a comprender un riesgo menor.

Sin embargo, este método presenta una importante desventaja, y es que requiere de un elevado nivel de ahorro, algo que se consigue con sacrificio y con un salario elevado. Si no tenés un sueldo que cubra de sobra tus necesidades y no tenés la disposición a restringir tu consumo, este método no funcionará para vos.

La alternativa es el método emprendedor, que consiste en lanzar un negocio que te permita conseguir un ingreso regular sin dejar de lado tu trabajo habitual. Este método tiene mayor potencialidad que el método ahorrador, ya que si consigues lanzar un emprendimiento exitoso las ganancias que conseguirás serán mayores a las que conseguirías invirtiendo en los mercados.

Sí, en los mercados se puede ganar mucha plata, sobre todo si fuiste uno de los que invirtió en Apple o Amazon hace 20 años, pero lo normal es que las ganancias del método ahorrador sean más modestas. Por lo que si quieres alcanzar una mayor libertad financiera con rapidez, este método es para vos.

Aunque no todo son ventajas en el método emprendedor. La gran desventaja es que este método será realmente exigente para poder compatibilizar tu trabajo regular con tu emprendimiento. Sufrirás un mayor estrés y podrás dedicar menos tiempo a atender a tu familia o a practicar tus hobbies favoritos.

Este método no es para todo el mundo, por lo que antes de decantarte por él deberás hacer una profunda reflexión sobre si estás preparado para cumplir con los sacrificios que este método de generación de riqueza requiere.

 

Hasta la próxima.

Saludos,

Federico Tessore
Director de Inversor Global

Comentarios
Avatar Image

Federico Tessore

Federico nació en Buenos Aires, Argentina el 25 de septiembre de 1975. Desde chico estuvo relacionado con el mundo de los negocios gracias a la influencia de su inquieto y emprendedor padre.