Los 10 libros sobre finanzas que no podés dejar de leer

By 4padmin on julio 7, 2020 in Invertir con Éxito

En esta nota les quiero compartir los 10 libros que más me ayudaron en mi carrera como inversor.

Son libros que, en mi opinión, todo inversor debe leer al menos una vez en la vida. Aunque si los tenés en tu biblioteca personal es mucho mejor, porque a menudo tendemos a olvidar los grandes consejos que estos libros ofrecen y es recomendable releer estos libros de vez en cuando para refrescar estos conocimientos y no repetir errores de inversión innecesariamente.

El primer libro que te quiero compartir es “El Inversor Inteligente”, de Benjamin Graham.

Este libro está considerado como la Biblia de la inversión en valor, o value investing en inglés.

Graham fue un pionero en esta forma de inversión, que consiste en calcular el valor intrínseco de las acciones y comprar cuando este valor es superior a la cotización, y vender cuando se produce lo contrario: cuando el valor es inferior al precio.

Para Graham, aunque en el largo plazo los mercados son eficientes en reconocer el valor intrínseco de las acciones, en el corto plazo se producen discrepancias que los inversores pueden aprovechar en su beneficio.

A la diferencia entre el valor intrínseco de la acción y su cotización, Graham la denominó margen de seguridad. Cuanto mayor margen de seguridad tenga una acción, menor será el riesgo de pérdida y mayor el potencial de revalorización cuando el precio de la acción se ajuste a su valor real.

Además de ser un exitoso inversor en Wall Street, Graham fue profesor de finanzas en la prestigiosa Universidad de Columbia. Allí dio clase a un joven de 21 años llamado Warren Buffett.

Buffett es como seguro sabes uno de los inversores más exitosos de la historia de las finanzas. Buffett siempre defendió que su éxito en las inversiones se debió a la influencia de Graham, y de hecho no duda en referirse al Inversor Inteligente como el mejor libro sobre finanzas jamás escrito.

Aunque “El Inversor Inteligente” fue escrito hace 70 años, te aseguro que no perdió ni un poco de validez en todos estos años.

“El Inversor Inteligente” fue, es y será uno de los libros que no pueden faltar en la biblioteca de un buen inversor.

Otro inversor que logró un enorme éxito gracias a la inversión en valor es Joel Greenblatt.

Greenblatt demostró desde muy joven su enorme capacidad para encontrar acciones infravaluadas. Así, con apenas 27 años Greenblatt recibió 7 millones de dólares del magnate de las inversiones Michael Milken para que abriese su propia firma de inversiones: Gotham Capital.

En los 16 años siguientes el fondo de Greeblatt consiguió una rentabilidad anual del 30,8 por ciento anual, lo que le convirtió en uno de los inversores más prestigiosos de Wall Street.

En su obra maestra “El pequeño libro que bate al mercado”, Greenblatt comparte la estrategia que le permitió obtener esta enorme rentabilidad. Él la llamó “La Fórmula Mágica”.

¿En qué consiste esta fórmula mágica de la que Greenblatt habla en su libro?

Verás, esta fórmula consiste en elegir las acciones que estamos interesados en adquirir según dos criterios:

En primer lugar el ratio entre el valor de la empresa y las ganancias antes de intereses e impuestos.

En segundo lugar Greenblatt observa el ROIC, que es una ratio entre las ganancias antes de intereses e impuestos y el capital invertido en la empresa.

Greenblatt prefiere estas ratios a otros indicadores más habituales como el PER o precio dividido entre el valor contable porque los ratios que él utiliza no se ven influidos por variaciones en los intereses de la deuda o en los tipos impositivos, algo que si sucede con el PER por ejemplo.

Según afirma Greeblatt en su libro, los parámetros de inversión que utiliza en su “fórmula mágica” reflejan mejor la situación real de la empresa y su capacidad para generar dinero, lo que permite calcular de manera más precisa el valor intrínseco de la empresa, y por tanto aprovechar las diferencias entre valor y precio.

En esta lista tampoco puede faltar otro exitoso inversor que consiguió un enorme éxito gestionando de manera activa sus inversiones: Peter Lynch.

Lynch alcanzó una enorme fama como gestor del fondo Magellan entre los años 1977 y 1990. Durante aquellos años el fondo gestionado por Lynch consiguió un retorno promedio anual del 29,2 por ciento, muy superior al retorno promedio del mercado.

Esta rentabilidad resulta más impresionante si pensás que menos de un 1 por ciento de los fondos de inversión consiguen batir al mercado sistemáticamente en el largo plazo.

Lynch comparte los secretos que le permitieron ser uno de los administradores de fondos más exitosos en su libro “Un paso por delante de Wall Street”.

La tesis central del libro consiste en que no hace falta ser un administrador de portafolios en un gran banco de inversión con enormes recursos a disposición para poder ganar dinero invirtiendo. En realidad, para Lynch con prestar atención a lo que sucede a nuestro alrededor es suficiente para lograr una ventaja que nos permita batir al mercado.

Cosas tan cotidianas como acudir a comer a una cadena de restaurantes, descubrir mientras hacemos la compra un producto con unas características excelentes o prestar atención a la actividad de una factoría junto a la carretera mientras manejamos todos los días de camino al trabajo aportan conocimientos que nos pueden permitir comprar acciones inflavaluadas y ganar gracias a ellas.

Pero no todo el mundo está de acuerdo con las estrategias de inversión activas…

Si Peter Lynch y Joel Greenblatt son dos de los mayores partidarios de la gestión activa de nuestras inversiones y consiguieron excelentes resultados gracias a este tipo de gestión, enfrente tenemos a John Bogle, el pionero de la inversión pasiva.

De Bogle te hablé en el episodio 128 del FedeTessoShow. Si aún no lo viste, te recomiendo que lo hagas.

En ese episodio te conté que tras estudiar detenidamente el comportamiento de cientos de fondos gestionados activamente, Bogle llegó a la conclusión que para los inversores supone una inversión más lucrativa invertir en un fondo indexado con bajas comisiones que contratar un fondo que de manera activa intenta batir al mercado y que nos cobra altas comisiones por ello.

Con esta idea, en 1975 fundó The Vanguard Group, una firma de inversión enfocada a ofrecer fondos indexados que permitan a los pequeños inversores replicar el desempeño del mercado de manera fácil y con un bajo costo.

En “El pequeño libro para invertir con sentido común”, John Bogle explica por qué la inversión pasiva es una estrategia ganadora en el largo plazo con ejemplos claros y accesibles para cualquier lector interesado en el mundo de las finanzas.

Otro autor que defiende la inversión pasiva (sobre todo para los pequeños inversores que no tienen ni el tiempo ni los recursos que requiere invertir activamente en los mercados) es Burton Malkiel.

Además de trabajar durante 28 años para The Vanguard Group, Burton Malkiel es uno de los académicos más respetados dentro del mundo de las finanzas ya que ocupa la cátedra de economía de la prestigiosa Universidad de Princeton.

En su libro “Un paseo aleatorio por Wall Street”, Burton Malkiel defiende que el mercado es altamente eficiente y que, excepto en casos absolutamente excepcionales, los gestores de fondos activos no pueden batir el desempeño del mercado en el largo plazo.

En este sentido, Malkiel se alinea con la tesis de John Bogle y defiende que la mejor estrategia para los pequeños inversores es la inversión en un fondo indexado con costos bajos durante un largo periodo de tiempo para aprovechar el interés compuestos que generan estas inversiones.

Para exponer su tesis, Malkiel combina aspectos teóricos con ejemplos reales, por lo que se trata de un libro muy completo para todos aquellos inversores interesados en capacitarse sobre el funcionamiento de los mercados financieros.

Otro académico que cambió la forma de invertir de miles de personas en todo el mundo fue Jeremy Siegel.

Tras egresarse en matemáticas y economía, y realizar un doctorado en el Massachussets Institute of Technology, Siegel consiguió el puesto de catedrático en economía en la prestigiosa Universidad de Pennsylvania.

Siegel es uno de los mayores expertos que existen en la historia de las finanzas y en el funcionamiento de los mercados.

En su libro “Guía para invertir a largo plazo”, Jeremy Siegel hace un repaso a la historia de los mercados financieros desde el año 1802 y presenta las pruebas por las que mantener una estrategia de inversión “Buy and hold”, es decir comprar y mantener, es la más rentable para el inversor.

Frente a otras alternativas de inversión como los bonos o el oro, Siegel defiende que históricamente la inversión más rentable fueron las acciones.

Aunque Siegel reconoce que en el corto plazo las acciones registran fuertes oscilaciones en su valor, lo que para los perfiles de inversión conservadores puede resultar intolerable, en el largo plazo la tendencia alcista de las acciones es indiscutible.

Para Siegel, si nuestro horizonte de inversión son años y no semanas o meses, la bolsa siempre será la alternativa de inversión que debemos priorizar en nuestros portafolios.

Otra clase de libros que no podés dejar de leer son aquellos que combinan las finanzas con adquirir los hábitos que nos permitan alcanzar la libertad financiera.

Dentro de este género, lo mejor es empezar por los clásicos como por ejemplo “El hombre más rico de Babilonia”, de George Clason.

Este libro fue publicado en 1926, hace casi 100 años, pero aún hoy es leído por miles de personas en todo el mundo que quieren alcanzar la libertad financiera.

George Clason desarrolló su carrera en el mundo de las publicaciones, donde se desempeñaba como presidente de la Clason Publishing Company.

Con 52 años Clason publicó “El hombre más rico de Babilonia”, donde con parábolas inspiradas en la antigua Babilonia comparte los secretos que le llevaron a alcanzar la independencia financiera.

Para Clason, llevar un estilo de vida frugal con los que conseguir unos ahorros abundantes e invertir estos ahorros con sensatez para lograr rentas eran los dos pilares para alcanzar la libertad financiera.

Otro clásico que no puede faltar en tu colección orientado a conseguir la independencia financiera es “Piense y hágase rico”, de Napoleon Hill.

Este libro fue escrito en 1937, poco después de la Gran Depresión que provocó que millones de personas, sobre todo en Estados Unidos, acabaran en la pobreza más absoluta.

Hill decidió escribir este libro para ayudar a que millones de personas alcanzaran la independencia financiera y aseguraran su sustento y el de sus familias en caso de que una nueva crisis volviera a golpear.

Para ello, Hill compartió los 14 principios que le permitieron alcanzar la riqueza. Repasar cada uno de estos 14 principios ahora nos llevaría mucho tiempo, por lo que te recomiendo que adquieras este libro.

Con más de 15 millones de copias vendidas en todo el mundo, este libro convirtió a Napoleon Hill en uno de los escritores más influyentes del siglo XX.

A pesar de tener casi un siglo de antigüedad, este libro continúa siendo aún hoy uno de los libros más vendidos sobre finanzas y libertad financiera.

Otro libro sobre cómo alcanzar la libertad financiera que tenés que leer, aunque este más reciente, es “Dinero: domina el juego” de Tony Robbins.

Tony Robbins se hizo famoso gracias a sus libros y seminarios de autoayuda. Para muchos es el mayor gurú del mundo en autoayuda, algo que queda corroborado por los más de 4 millones de personas que han asistido a sus seminarios en todo el mundo.

Tony Robbins tuvo una infancia difícil. Cuando apenas tenía 7 años su padre abandonó el hogar familiar y siendo niño sufrió los abusos de su madre, que en aquella época tenía problemas con las drogas.

Con 17 años Robbins abandonó el hogar familiar y ocupó varios trabajos hasta que descubrió su pasión: ayudar a los demás a alcanzar su potencial.

Durante más de 30 años Robbins se enfocó en la autoayuda, sin embargo comprendió que una de las causas más importantes por las que muchas personas necesitaban su ayuda era por problemas económicos.

Así, en 2014 lanzó su primer libro sobre la gestión de nuestro patrimonio. En este libro Robbins aprovechó su prestigio para entrevistar a algunos de los inversores más prestigiosos del mundo y dar a conocer las estrategias que les permitieron ser ricos.

Toda esta sabiduría está reflejada en “Dinero: domina el juego”. Por ello, no debes dejar de leer este libro si quieres alcanzar la libertad financiera.

Otro de los libros que no puede faltar en la colección de cualquier persona que aspire a alcanzar la libertad financiera es “Padre rico, padre pobre” de Robert Kiyosaki.

En este libro Kiyosaki compara los hábitos financieros de su padre biológico -un hombre inteligente con un amplio currículum académico pero con malas ideas y prejuicios que le impiden alcanzar la independencia financiera- con los del padre de su mejor amigo, un hombre sin formación académica pero con las ideas muy claras sobre cómo generar riqueza.

En “Padre Rico, Padre Pobre” Kiyosaki revisa los conceptos fundamentales para generar riqueza, como por ejemplo acumular activos generadores de renta y evitar todas las posesiones que en vez de generar riqueza, consuman dinero.

Además, sirviéndose de los dos padres, en este libro Kiyosaki revela los errores más comunes que comenten las personas al manejar su dinero y nos enseña cómo evitarlos con ejemplos muy claros y didácticos.