Las tres estrategias para emprender con éxito

Las tres estrategias para emprender con éxito

By 4padmin on septiembre 17, 2020 in Emprendimientos y Negocios

En esta nota quiero hablarles de las tres estrategias para emprender con éxito. Estas tres estrategias me permitieron a mí y a miles de emprendedores por todo el mundo fundar nuevas empresas y hacerlas prosperar.

Estas tres estrategias las aprendí de uno de los emprendedores del mundo que más admiro y que además es amigo mío: Mark Ford.

Mark Ford es de Estados Unidos y en sus más de 40 años de experiencia en el mundo de los negocios ha fundado varias empresas en una gran variedad de rubros como el de las publicaciones, real estate o finanzas.

Tras fundar varios negocios que le hicieron millonario, en 2011 Mark decidió retirarse y dedicarse a compartir las estrategias que le permitieron llegar a ser un empresario de éxito. Así, Mark fundó el “Club para Generar Riqueza” en el que de manera regular comparte con los miembros consejos para obtener ingresos extras y generar dinero.

En Inversor Global ofrecemos acceso a los materiales del Club para Generar Riqueza traducidos al español y adaptados a la realidad de América Latina y más concretamente de Argentina.

Además, bajo el seudónimo de Michael Masterson, Mark publicó más de veinte libros sobre emprendimiento y capacitación en el manejo del patrimonio personal. ¡Sus libros tuvieron tanto éxito que varios inclusive llegaron a la lista de best sellers del New York Times y del Wall Street Journal!

Desde que conocí a Mark por primera vez hace casi 10 años cuando visitó las oficinas de Inversor Global en capital federal, él compartió conmigo muchos consejos que yo luego pude implementar en mis emprendimientos con éxito.

Hoy me gustaría compartir con vos las tres estrategias más valiosas que me compartió Mark y que vos podés implementar en tus emprendimientos o en generar ingresos alternativos.

 

ESTRATEGIA UNO: El emprendedor gallina

Todos escuchamos historias de emprendedores que decidieron dejar su trabajo e invertir todos sus ahorros en fundar una nueva empresa. A las personas nos encantan las historias con un halo romántico del emprendedor que lo deja todo para perseguir sus sueños, sin embargo esto es una excepción en el mundo real…

En su libro titulado “The Reluctant Entrepreneur”, que traducido al español es “El Emprendedor Reticente” Mark revela que en realidad estos emprendedores arriesgados son la excepción; la mayoría de las personas que lanzan empresas tienen éxito adoptando un enfoque mucho más conservador que él llama: “El emprendedor gallina”.

De acuerdo a la definición de Mark un emprendedor gallina es alguien que mantiene su trabajo diurno mientras trabaja en su nuevo emprendimiento durante las noches y los fines de semana. Es un emprendedor porque está tomando la iniciativa de lanzar su propio negocio y es una gallina porque no está dispuesto a renunciar a su trabajo y a arriesgar todos los ahorros que consiguió acumular con mucho esfuerzo.

Si tenés en cuenta que 9 de cada 10 nuevos emprendimientos no sobreviven a los primeros tres años de existencia, apostarlo todo en un solo emprendimiento es bastante irresponsable y poco inteligente.

Fundar nuevas empresas mientras mantienes un ingreso estable te permitirá tener no una, sino muchas oportunidades de fundar nuevas empresas, lo que te proporciona más chances de tener éxito en el mundo de los emprendimientos.

Sin embargo esta estrategia para emprender no es perfecta y tiene un inconveniente, y es que apenas tendrás tiempo para nada más. Tu trabajo y tu emprendimiento consumirán prácticamente todo tu tiempo y energía, pero es el precio a pagar para no arriesgar tu seguridad financiera y la de tu familia mientras lanzas un nuevo emprendimiento.

Por mi experiencia personal y la de Mark, hacer el esfuerzo extra de emprender mientras mantienes tu trabajo regular merece la pena. Sí, supone un gran sacrificio, pero nadie dijo que emprender fuera fácil…

 

ESTRATEGIA DOS: Preparados, fuego, apunten

La segunda estrategia para tener éxito en el mundo de los emprendimientos consiste en ejecutar un plan de negocio muy rápido, tan rápido como sea posible, para posicionarse como el líder del mercado y dejar atrás a la competencia desde el primer minuto.

En su libro titulado “Ready, Fire, Aim”, que traducido al español sería “Preparados, fuego, apunten” Mark explica esta estrategia en tres pasos:

Ready (preparados): En una primera instancia tenés que terminar de preparar tu producto. Haz que sea lo suficientemente bueno como para poder venderlo pero no te preocupes por hacerlo perfecto. Va a haber suficiente tiempo más adelante para eso…

Fire (fuego): Una vez tu producto esté lo suficientemente desarrollado, empieza a venderlo. Véndelo de todas las formas que puedas: prueba diferentes ofertas, diferentes frases publicitarias y diferentes canales de venta. Continúa probando una y otra vez hasta que encuentres una estrategia de venta que funcione.

Aim (apunten): Una vez conseguiste tus primeras ventas tenés que expandir tu base de clientes mientras desarrollas procesos de negocios para adecuar ese crecimiento. Si consigues hacer tu emprendimiento crecer contrata a las mejores personas para administrar partes de tu negocio y libera tu agenda para probar otros productos y servicios repitiendo el proceso una y otra vez a partir de los conocimientos del mercado que vayas adquiriendo.

En su libro Mark explica que en el momento de lanzar nuevos emprendimientos lo más importante es hacerlo con rapidez al mercado, pero la mayoría de las personas piensa precisamente lo contrario y antes de lanzar un emprendimiento dedican su tiempo, energía y dinero en buscar una oficina, imprimir cientos de tarjetas personales y folletos para repartir, contratar un contador, etc.

Para Mark esto es un error, ya que lo más importante para tener éxito con un emprendimiento es ofrecer el producto o servicio que tu público objetivo demanda, y esto solo se consigue lanzando tu producto y consiguiendo feedback a partir de este lanzamiento.

No pasa nada si tu producto o servicio no es perfecto en una primera instancia; siempre lo podrás mejorar a partir del feedback que recibas de tus clientes para así, posteriormente, apuntar a una audiencia mayor en una instancia posterior.

Haciendo esto evitarás malgastar tus recursos en aspectos secundarios del negocio, focalizándote en lo más importante cuando realizamos un nuevo emprendimiento: vender y ganar dinero.

Por otro lado, si descubrís que tu idea de negocio no es buena y no tiene muchas chances de tener éxito, lo mejor es hacerlo cuanto antes y sin haber desperdiciado una gran cantidad de recursos valiosos, como tu tiempo y tu dinero.

No todas las ideas de negocio funcionan, de hecho la mayoría no lo hacen. Por eso, evitá asumir fuertes deudas y gastar demasiados recursos en un nuevo emprendimiento al menos hasta que hayas validado que el negocio es viable y rentable.

Con la filosofía “Preparados, fuego, apunten” conseguirás saber esto minimizando riesgos y pérdidas con tus nuevos emprendimientos.

 

ESTRATEGIA TRES: Evita que el exceso de información te paralice

Seguro que conocés a alguna persona que todos los días recibe cientos de emails, lee decenas de sitios web de noticias y blogs y chequea sus redes sociales varias veces cada hora buscando nuevas ideas con las que ser millonario o sencillamente como pasatiempo.

Normalmente son personas ambiciosas y con grandes fantasías, pero que nunca implementaron realmente ninguna de las ideas de las que hablan todo el tiempo.

Esto le sucede a millones de personas en todo el mundo que, sin darse cuenta, se convirtieron en adictos a la información. Estas personas pasaron tanto tiempo leyendo sobre lo que sea que quieren hacer que al final no lo aplican realmente porque apenas les queda tiempo para ello.

Aunque estar bien informados es algo fundamental si queremos tener éxito fundando nuevas empresas, paradójicamente exponernos a una cantidad excesiva de información tiene un efecto paralizante.

Para evitar que el exceso de información te paralice a la hora de emprender, Mark recomienda aplicar la regla 25-25-50.

En su libro “La Promesa: Tu Plan Maestro para una vida abundante” Mark comparte esta regla…

La regla 25-25-50 dice que tenés que dividir tu tiempo de la siguiente forma:

  • Dedicar no más del 25 por ciento de tu tiempo a estudiar, es decir, a leer libros, asistir a talleres, escuchar audiolibros en el auto.
  • Dedicar no más del 25 por ciento a observar, es decir, a mirar lo que están haciendo las personas que ya son exitosas.
  • Y dedicar, por lo menos, un 50 por ciento de tu tiempo a realmente aplicar lo que estás estudiando y observando.

Por ejemplo, si querés vender productos por Internet dedicarías un 25 por ciento de tu tiempo en estudiar material sobre cómo hacerlo, un 25 por ciento en observar a la gente que ya lo está haciendo y un 50 por ciento en crear tu primer producto, diseñar tu sitio web y comenzar a vender.

Si querés tener éxito en el mundo de los emprendimientos es importante que gestiones tu dinero con inteligencia como vimos en la primera estrategia… ¡pero más importante aún es que gestiones tu tiempo bien y lo dediques a lo que de verdad importa!

Por eso, la próxima vez que te pares a consumir información en internet o en cualquier otro medio, pensá cómo aplicar esta información realmente para conseguir tus objetivos empresariales.

Como habrás podido comprobar, estas tres estrategias se complementan en un solo concepto que constituye la filosofía de emprendimiento de Mark Ford y que yo comparto: para tener éxito en un emprendimiento tenés que poner el foco en lo que de verdad importa, ignorando lo no esencial y actuando de forma ágil y conservadora.

Así es como Mark y miles de personas en todo el mundo entre las que me incluyo están consiguiendo fundar nuevos emprendimientos con éxito.

Comentarios