El mundo cambió. Claves para invertir en la nueva era. Parte I

El mundo cambió. Claves para invertir en la nueva era. Parte I

By Federico Tessore on marzo 9, 2021 in Economía & Política

El mundo de las inversiones y el dinero cambio de una forma impresionante durante los últimos años. Las formas de invertir, las formas de hacer dinero, de ahorrar, de proteger ese dinero y de hacerlo crecer, hoy son muy diferentes que en el pasado.

Yo empecé a trabajar en el mundo de las inversiones 25 años atrás, hoy te voy a contar como era el mundo en esa época, luego, te voy a contar cuales fueron los principales cambios que se fueron dando a lo largo de los años, y finalmente, vamos a tratar de entender cómo funciona esta nueva era del dinero, y más importante, entender cómo podemos hacer dinero en esta nueva era.

Lo que les voy a contar es muy importante, es un poco estratégico, nos obliga a salir del día a día, pero esto es vital si queremos tener éxito en el mundo de las inversiones y los negocios. Tenemos que darnos el tiempo para pensar la mejor estrategia que nos puede llevar de la mejor manera posible al objetivo que queremos lograr.

Y para poder hacer esto de una forma eficiente, es fundamental entender el contexto en el cual nos manejamos.

Por ello, quiero compartirles como era el mundo de las inversiones 25 años atrás, alrededor del año 1996, cuando comencé a trabajar en una sociedad de bolsa o bróker en Buenos Aires, que se llama Capital Markets Argentina.

No solo por una curiosidad histórica sin mucha utilidad práctica, sino porque es clave para entender cómo llegamos al mundo actual y poder juzgar mejor las tendencias que se están yendo y las que están naciendo.

Es clave que entiendas el pasado para ganar esa perspectiva

Y mucho más cuando gran parte de la educación actual toma las premisas que eran válidas 25 años atrás como válidas hoy.

Me refiero a la educación en los colegios, en las universidades, muchos libros de texto que nos recomiendan leer, consejos de personas mayores, consejos de una gran parte de los especialistas o representantes de bancos, bróker o economistas reputados.

Muchos de los consejos de estas personas se basan en cómo era esta foto del mundo de las inversiones y el dinero  25 años atrás.

No todos por supuesto, pero si una gran parte.

Y ojo, no los culpo. Cambiar para las personas más grandes es muy complicado.

Porque para personas como yo que tenemos 25 años de experiencia en el mundo de las inversiones el desafío es mucho mayor.

Pensá que tenemos que primero desaprender cómo funcionaba el mundo, dejar de lado todas las reglas y supuestos que antes eran inmutables e indiscutibles, tirar los libros que leíamos y una vez que hicimos eso, aprender de nuevo. Leer nuevos libros, capacitarnos y educarnos nuevamente.

Por eso aquellos que empiezan la tienen un poco más fácil que aquellos que empezamos hace 25 años atrás.

Pero tienen una sola desventaja aquellos que están empezando en este nuevo mundo, que intento paliar con esta nota, que es que no tienen perspectiva de cómo el proceso de cambio se está dando. No tiene perspectiva de dónde venimos.

Porque los cambios, primero tal vez no los vivieron, pero además porque los cambios son desordenados, se dan en forma muy gradual, muy lenta, a veces con avances muy rápidos, como los que tuvimos con la pandemia, pero luego con retrocesos temporales, para luego seguir avanzando

Y la realidad es que el nuevo mundo está en formación. El cambio no termino, estamos en el medio de ese cambio.

Es decir, no podemos decir que el mundo viejo se fue y que ya llego el nuevo mundo en un 100%.

No, aún tenemos muchas cosas del viejo mundo, mezcladas con cosas del nuevo mundo e inclusive tenemos cosas del nuevo mundo que pueden no ser definitivas, sino que son transitorias. Todo es muy desordenado.

Por eso en esta nota, no puedo mostrarles al detalle y en forma clara como es el nuevo mundo. Porque no lo sé. Ni yo, ni nadie.

Pero si podemos pensar juntos, si podemos tener en claro de dónde venimos y a donde parece que vamos. Si podemos tener en claro las grandes tendencias.

Entonces, lo primero quiero mostrarles es cómo era el mundo de las inversiones y el dinero 25 años atrás cuando empecé en este mundo.

Luego, en la próxima nota quiero mostrarles como cada una de esas premisas hoy es totalmente diferente. Quiero focalizarme en mostrarte como se fue dando el cambio, como fuimos llegando al mundo que conocemos hoy.

Y finalmente, en esta trilogía de episodios que se llamarán “El mundo cambio. Claves para invertir en la nueva era.”, voy a compartirles mis ideas de cómo tendríamos que manejar nuestras finanzas, negocios e inversiones en este nuevo mundo.

Son muchos temas, por eso prefiero separarlos en tres episodios no tan largos y separados para que puedas verlos cada vez que quieras entender algo mejor o refrescar algunos conceptos que te parecen relevantes.

Así que, si les parece bien, empecemos, veamos cómo era el mundo 25 años atrás.

Estas eran las premisas más importantes:

1 – No existía la figura del emprendedor

Los negocios se hacían entre unos pocos, generalmente y salvo honrosas excepciones, los negocios se hacían entre familias y amigos de mucho dinero. El acceso al capital dependía de pertenecer a ese círculo cerrado de personas. Si tenías suerte estabas adentro, si no, muy difícil cambiarlo.

Por supuesto que existían excepciones, los “Messi” de los negocios, personas sin contactos especiales pero que lograban lanzar sus negocios y escalarlos. Pero eso era la excepción, no era la regla ni era nada fácil. Solo los extremadamente talentosos podían hacerlo.

En general, las personas vivían de un salario, eran casi todas empleadas de alguna empresa más grande. La figura del trabajador free lance o el profesional independiente era muy rara, recién estaba comenzando a dar los primeros pasos.

La regla era depender de un sueldo de una gran empresa por muchos años. Los nuevos negocios no eran fáciles de armar.

2 – Internet estaba recién empezando

 Casi nadie tenía acceso a internet. Solo algunas empresas accedían a una conexión muy lenta, mucho más lenta que la peor conexión que te imagines hoy. Aún el teléfono de línea era la forma más común de comunicarse.

A medida que fue creciendo internet, el email fue lo primero en aparecer, lo primero que los pioneros de internet empezaron a usar a fines de la década del 90. Los teléfonos móviles recién se estaban empezando a masificar. Eran caros y aun había muy pocas líneas.

Y si un amigo o familiar tuyo se iba de viaje a otro país, generalmente estabas en contacto con él por medio de cartas que se mandaban por correo físico y tardaban semanas en llegar. O en el mejor de los casos, si trabajabas en una empresa grande, podías acceder a un envío de la carta por Fax.

Pero el email no tenía un uso masivo como ahora ni existían las redes sociales por supuesto.

Era un mundo mucho más lento, mucho menos conectado, mucho menos dinámico.

3 – No existía la globalización

Era imposible comprar acciones internacionales, por ejemplo, de Ford desde Argentina o Colombia. O abrir una cuenta en un banco o bróker de Estados Unidos y Europa. Había que viajar y tener mucho dinero y cruzar los dedos para que te abran la cuenta.

Los negocios globales eran solo para las grandes corporaciones. Era impensado hacer negocios en muchos países del mundo sin estar en el país en cuestión.

Tampoco se podían hacer inversiones inmobiliarias en otros países, salvo que tengas muchísimo dinero y conocimiento.

De hecho, no era tan masivo viajar como lo es ahora, por lo menos, como era antes de la pandemia

Por supuesto que se viajaba mucho más que la generación de mis padres, donde el barco a Europa aún era un método común de viaje…, pero estábamos muy lejos de cómo eran los viajes hoy antes de la pandemia.

Para que se entienda la diferencia, cuando alguien se tomaba un avión a un lugar lejano en el pasado, toda la familia y amigos te iban a despedir al aeropuerto. Era toda una aventura para nada común.

Nada que ver con lo que pasa ahora…

4 – La tasa de interés como un parámetro del riesgo que corrías:

Este es un tema un poco más técnico, que luego lo podemos profundizar. Pero explicado en idioma simple, en el mundo de las finanzas había una regla de oro que se cumplía en casi todas las inversiones:

A mayor riesgo, mayor tasa de interés o retorno.

A menor riesgo, menor tasa de interés y retorno.

Esta regla casi nunca se rompía hace 25 años atrás. Casi no existían excepciones y era lo primero que aprendían las personas que entraban al mundo de las inversiones en la época. Y te diría que eso es lo que siguen aprendiendo muchas personas hoy.

Más adelante vamos a entender porque esto hoy no se cumple más.

5 – El dólar era refugio de valor eficiente:

Nadie dudaba de la fortaleza del dólar, aquellos que querían proteger su dinero y no perder poder adquisitivo, se quedaban en dólares y estaban tranquilos y seguros.

Nadie cuestionaba esto y este método era efectivo para ahorrar. De esta época viene el auge de las cajas de seguridad en países como Argentina.

Ante la inestabilidad de la economía, la respuesta de comprar dólares y guardarlos en la caja de seguridad era eficiente y segura.

Tener dólares te permitía mantener el poder adquisitivo por muchos años. No había que inventar nada creativo o diferente para lograr ese objetivo.

6 – Los Bonos del Tesoro norteamericano eran los activos más seguros del mundo:

Esto era una máxima absoluta.

Creo que fue una de las primeras cosas que me enseñaron 25 años atrás. Si una persona quería invertir sin riesgo debería comprar Bonos del Tesoro Norteamericano, es decir, deuda emitida por el Gobierno de Estados Unidos.

Estas inversiones no tenían riesgo, el riesgo era cero. De hecho, de esta regla es que viene la métrica que hoy es muy famosa y que se llama “Riesgo País”.

Lo que hace el “riesgo país” es medir el riesgo de un país comparado con el llamado riesgo cero, que es el riesgo de los bonos del tesoro norteamericano. Hasta hoy sigue vigente este método de comparar los riesgos de los países y nadie se anima a cuestionarlo, aun…

Pero lo más lindo de esto, es que el bono sin riesgo pagaba una interesante tasa de interés. Alrededor del 5% anual. Por lo tanto, los inversores la tenían relativamente fácil en el pasado, tenían un instrumento sin riesgo y con buen interés.

Más adelante vamos a ver que eso hoy no existe.

7 – Los bancos norteamericanos eran muy seguros:

Cuando yo empecé en el mundo de las inversiones los bancos norteamericanos casi no tenían riesgo, un poco más que los bonos del tesoro norteamericano, pero casi sin riesgo.

Pagaban alrededor de un 6% anual el plazo fijo en estas entidades. Y eran sinónimo de confianza, todos confiábamos ciegamente en bancos como el Citibank, por ejemplo.

Y los inversores dormían tranquilos dejando todo su dinero en este tipo de entidades.

8 – Armar una cartera diversificada era la mejor estrategia de inversión:

Armar una cartera con activos que tengan correlación negativa era la mejor estrategia de inversión. Incluyendo acciones de diferentes países y sectores, pero sobre todo bonos y efectivo. Los bonos y el efectivo eran el corazón de las carteras. Todos los expertos recomendaban invertir de esta manera.

Por correlación negativa me refiero a dos inversiones que tiene un comportamiento inversor. Es decir, las dos tienen una tendencia de crecimiento a largo plazo, pero cuando una baja temporalmente, la otra sube. De esta forma, lograr tener un muy buen retorno a largo plazo, pero con una variación muy baja.

Lograr una cartera muy estable y con bajo riesgo armando una cartera diversificada.

Pero esto era así 25 años atrás, este era el mundo en el año 1996.

A lo largo de estos 25 años muchas cosas ocurrieron, hechos que fueron cambiando esta premisa, que fueron cuestionando estos supuestos.

Ocurrieron acontecimientos, nuevas herramientas, descubrimientos y crisis inesperadas que fueron cambiando todo.

Por supuesto que la realidad es muy compleja, y pasan muchas cosas, por eso, voy a tratar de seleccionar los 6 acontecimientos que en mi opinión fueron los más relevantes y con mayor impacto sobre el mundo del dinero y las inversiones.

Y te los voy a compartir en las próximas notas, la parte II, donde vamos a tratar de entender cómo y porque se fueron dando los cambios.

Y en la parte III, vamos a conocer ideas y estrategias para invertir en esta nueva era del mundo del dinero.

Espero que hayas disfrutado de esta nota y si te gustó no olvides compartirla. Fede.

Comentarios
Avatar Image

Federico Tessore

Federico nació en Buenos Aires, Argentina el 25 de septiembre de 1975. Desde chico estuvo relacionado con el mundo de los negocios gracias a la influencia de su inquieto y emprendedor padre.