Todo lo que tenés que saber sobre Ethereum

By Federico Tessore on abril 12, 2021 in Economía & Política, Emprendimientos y Negocios

El Ethereum es la segunda mayor criptomoneda detrás de Bitcoin y la que está permitiendo una revolución que puede cambiar el mundo de las finanzas para siempre. En este episodio te cuento todo lo que tenes que saber sobre el Ethereum y su potencial.

Hoy vamos a hablar sobre la segunda mayor criptomoneda, el Ethereum. Hemos hablado del blockchain, del bitcoin, de las billeteras y muchos otros temas relacionados a las criptos, pero teníamos pendiente hablar de esta nueva tecnología que esta permitiendo el desarrollo de un nuevo ecosistema de aplicaciones descentralizadas con un potencial inmenso y que podría cambiar el mundo de las finanzas para siempre.

Pero antes de hablar de esto me gustaría contarte cuál fue el origen de esta criptomoneda y quién es su creador…

Los Inicios de Ethereum

La idea para crear Ethereum surgió en enero de 2014, cuando un joven de 20 años rusocanadiense llamado Vitalik Buterin llegó a Miami para participar en una conferencia sobre criptomonedas.

Aunque en aquella época Bitcoin ya había logrado cierta popularidad al alcanzar mil dólares por unidad, el mundo de las criptomonedas aún estaba sin desarrollar.

En aquella conferencia Buterin se reunión con otros desarrolladores de criptomonedas y planteó la necesidad de crear una criptomoneda con un lenguaje de programación que permitiera la creación de nuevas aplicaciones dentro de su estructura Blockchain.

Decenas de criptógrafos, matemáticos e informáticos se unieron al proyecto de Buterin y el 7 de agosto de 2015 se realizó la primera transacción de Ethereum cuando esta criptomoneda valía 2,77 dólares.

En la actualidad cada criptomoneda de Ethereum tiene un valor aproximado de 1800 dólares y  el valor total de todas las criptomonedas de Ethereum hoy ascendía a 250 mil millones de dólares, lo que la convierte en la segunda criptomoneda más valiosa tras el Bitcoin.

Mientras que el Bitcoin se la considera como una criptomoneda relativamente conservadora, comparada a veces con el oro gracias a sus atributos como reserva de valor, Ethereum tiene una aplicación más práctica orientada al desarrollo de innovaciones tecnológicas a partir de la tecnología Blockchain.

Esto hace que muchos expertos en la materia consideren que Ethereum tiene un mayor potencial que el Bitcoin…

Por ejemplo, el fundador de Real Vision y Global Macro Investors Raoul Pal predijo recientemente que el precio de Ethereum podría superar los 20 mil dólares por unidad, y que inclusive podría superar la capitalización de Bitcoin en el próximo año.

Pero, ¿por qué Ethereum tiene un potencial tan explosivo?

Ethereum es una plataforma compuesta por una cadena de bloques (más conocida como blockchain) que permite la construcción de aplicaciones dentro de su red.

Si no sabes qué es la blockchain, te recomiendo que veas el episodio 134 del FedeTessoShow donde explico, detalladamente y de manera sencilla para que todos lo entiendan, qué Blockchain y para qué sirve.

Al igual que con Bitcoin, la blockchain de Ethereum funciona a través de miles de nodos distribuidos por todo el mundo que la mantienen funcionando y validan cada una de sus operaciones.

De hecho, según reportó Cointelegraph en diciembre la blockchain de Ethereum alcanzó más de 11 mil nodos, más nodos que la blockchain de Bitcoin lo que, en teoría, la hace más segura ante posibles ataques. Sin embargo, recordemos que hackear las blockchains de Bitcoin o Ethereum es prácticamente imposible con la tecnología actual.

 

Al estar aún más descentralizada que Bitcoin, la blockchain de Ethereum es aún más segura. Pero además de su seguridad superior, Ethereum tiene tres características que la diferencian del resto de criptomonedas:

En primer lugar Ethereum es una plataforma de código abierto: esto quiere decir que cualquier programador puede acceder a su código y utilizarlo a su antojo para  investigar y aprovechar esta investigación para construir sus propias aplicaciones.

En segundo lugar es programable, lo que quiere decir que a diferencia de otras blockchains los desarrolladores pueden usarlo para crear nuevos tipos de aplicaciones en esta red.

Y en tercer lugar, a diferencia de Bitcoin y otras criptomonedas, la emisión de Ether (el token generado en la red Ethereum) es ilimitada.

A cambio de mantener la blockchain de Ethereum funcionando cada uno de los nodos recibe Ethers según lo establecido en el protocolo de la plataforma.

Los creadores de Ethereum no quisieron poner un límite en la generación de Ethers porque no consideran su red como una herramienta de almacenamiento de valor (eso lo hace muy bien Bitcoin), sino como una red sin límites que soporta todo un nuevo ecosistema de aplicaciones descentralizadas y seguras.

Así, la gran ventaja que presenta Ethereum frente a otras criptomonedas es que en su plataforma se pueden crear millones de aplicaciones sin límite gracias a su código abierto y a su carácter programable, y de manera segura gracias a su altísima descentralización.

¿Qué tipos de aplicaciones se están creando en Ethereum?

Principalmente aplicaciones financieras dentro del ecosistema de las Finanzas Descentralizadas o DeFi como se conocen en inglés, pero también muchas otras como aplicaciones de juegos, apuestas o de almacenamiento y transferencia de información sensible.

La creación de Dapps (como se conoce a las aplicaciones descentralizadas en la red de Ethereum) apenas comenzó y nadie sabe realmente cuál es el potencial de esta red.

Según publicó The Sentinel al final de 2020 el rubro de las Dapps tenía una valuación total de 10.500 millones de dólares. Sin embargo, las proyecciones estiman que para 2028 este rubro tendrá una valuación de 368 mil millones de dólares.

Aunque algunos van más lejos. Para Changpeng Zhao, fundador y CEO de Binance, “la tecnología descentralizada añade funcionalidades que no pueden ofrecer las instituciones centralizadas, así como una mayor seguridad”.

Para el CEO del mayor exchange del mundo de criptomonedas, “el futuro será descentralizado, y las Dapps no solo son la próxima gran cosa en cripto, también son la próxima gran cosa en general”.

 

Ethereum 2.0

 ¿Cómo podrá soportar la red de Ethereum esta enorme cantidad de datos si las Dapps cambian nuestras vidas igual que lo hizo internet hace más de 20 años?

Desde el año 2019 miles de programadores de todo el mundo están desarrollando la nueva versión de Ethereum a la que llamaron Ethereum 2.0.

Esta nueva versión de Ethereum la principal novedad es que sustituye el sistema de “Prueba de Trabajo” por el que las computadoras resolvían complejos problemas matemáticos para validar transacciones y obtener Ether a cambio.

Ethereum 2.0 funcionará gracias a un sistema de “Prueba de Participación” que reduce significativa la cantidad de energía utilizada en el proceso (y por tanto su costo) y aumenta la velocidad de la red en ejecutar transacciones.

Y es que uno de los problemas que tenía Ethereum era el bajo nivel de transacciones en su red, apenas 30 por segundo. Con Ethereum 2.0 el número de transacciones por segundo superará las 100 mil, multiplicando su potencia por más de 3 mil veces.

Para lograr esta mayor rapidez Ethereum 2.0 no sacrificará seguridad, ya que se requerirán 16.384 validadores para cada transacción, más que ninguna otra red del mundo.

Las pruebas para poner esta nueva versión de Ethereum en funcionamiento comenzaron el pasado mes de diciembre, y se espera que antes de que termine este año Ethereum 2.0 estará totalmente operativo.

Gracias a su rapidez en la ejecución de miles de transacciones y a su insuperable seguridad, Ethereum 2.0 podría cambiar para siempre nuestra forma de comerciar o de enviar información.

Para participar en esta revolución lo más fácil es que inviertas en la moneda de Ethereum, el Ether. Si bien dentro de las criptomonedas Bitcoin continuará teniendo un rol dominante por su excelente capacidad de almacenar y preservar riqueza, Ethereum no puede faltar en un portafolio de activos cripto.

Espero que hayas disfrutado de esta nota, y si te gustó no olvides compartirlo.

Fede.

Los “famosos” y “mega inversores” que apuestan por el bitcoin

By Federico Tessore on marzo 31, 2021 in Economía & Política

Hoy nuevamente vamos a hablar del bitcoin y como esta evolucionando esta nueva tecnología con cada vez mas personas usándolo. Pero antes de conocer algunos de los famosos que se están metiendo en el bitcoin, te pido que nos compartas vos mismo como entraste al mundo del bitcoin.

Es decir, todos esos famosos que vas a conocer en este video, entraron al bitcoin impulsados por alguien. En tu caso, ¿quién te impulso a comprar bitcoin por primera vez y como venciste tus primeras dudas?

Además te quería invitar a un evento en vivo que vamos a hacer el próximo martes 6 de Abril a las 19hs de Argentina donde voy a presentar mi nuevo libro “Argentina Potencia, como volver a ser el país más rico del mundo”, en un evento moderando por el periodista Francisco Olivera.

Agendate, próximo martes 6 de abril 19hs te espero en este mismo canal. Podes inscribirte : https://argentinapotencia.inversorglobal.com?xcode=XIGAX338

Ahora si, volvamos al tema del Bitcoin.

Sin dudas la última celebridad y la que hizo mas ruido a la hora de unirse al bitcoin fue el gran Elon Musk, el creador de Tesla y SpaceX, entre muchos varios emprendimientos, y hoy una de las personas mas ricas del mundo, aposto 1.500 millones de dólares en Bitcoins algunas semanas atrás cuando anunció que su empresa Tesla había comprado este monto en Bitcoins como estrategia de diversificación.

En el pasado Musk había mostrado públicamente sus dudas sobre las criptomonedas.

Sin embargo, su opinión comenzó a cambiar a partir de una conversación que mantuvo el 20 de diciembre del año pasado a través de Twitter con el CEO de MicroStrategy Michael Saylor.

En la conversación Musk termino reconociendo la utilidad del Bitcoin y gradualmente empezó a dar a entender que ahora si entendía la tecnología y la iba a apoyar.

Al principio eran todas especulaciones y personas tratando de entender el cambio de humo de Musk leyendo entre líneas sus tweets, pero finalmente el 8 de febrero pasado se conoció que Tesla había comprado bitcoins mediante una carta que Tesla mando a la SEC, que es el organismo encargado de regular los mercados bursátiles de Estados Unidos.

En esa carta Musk reconocía que Tesla había comprado 1.500 millones de dólares en bitcoins.

Esto provocó que el Bitcoin terminara la jornada de ese lunes con una suba del 20%, hasta 47 mil dólares, un máximo histórico para la fecha.

Pero, ¿quién es Michael Saylor, la persona que consiguió hacer cambiar de opinión a Elon Musk?

Michael Saylor es conocido por ser el primer CEO de una compañía pública en confiar en la criptomoneda, hasta el punto de comprar bitcoins con casi todo el efectivo que tenía sin usar en su empresa.

En Julio de 2020 comunico por primera vez su interés en comprar bitcoins con el efectivo de su empresa y anuncio que iba a analizar como una empresa podía comprarlos. Al mes siguiente la empresa de Saylor compro bitcoins por 250 millones de dólares.

Y este fue solo el comienzo, ya que a la fecha Microstrategy acumula 90.000 bitcoins comprados a un precio promedio de 23.985 dólares por un total de U$ 2.171 millones de dólares.

Gracias a decisiones como esta MicroStrategy tuvo un sensacional desempeño en la bolsa, multiplicando su valor por cinco en el último medio año…

Así que Saylor esta teniendo un rol muy destacado en esta ola de inversores famosos que se deciden a invertir en bitcoins, sobre todo entre los inversores institucionales que antes de Saylor ni siquiera se les pasaba por la cabeza invertir en bitcoins y ahora lo ven como una alternativa cada vez mas cercana.

Otro famoso inversor que tiene una parte de su patrimonio invertido en criptomonedas es Mark Cuban.

Con una fortuna valuada en 4 mil millones de dólares, Cuban es conocido por ser el dueño de la franquicia de la NBA Dallas Mavericks.

En un encuentro con pequeños inversores la plataforma de foros Reddit, Cuban afirmó el pasado 1 de febrero que además de invertir en Bitcoin y Ethereum (las dos grandes criptomonedas) también invierte en Altcoins como Sushi, Litecoin y Lend.

Las Altcoins son criptomonedas que otorgan una participación en proyectos asociados a la Blockchain y a las Finanzas Descentralizadas.

Estas Altcoins tienen mucho potencial de revalorización pero también más riesgo, por tanto si decides invertir en ellas te recomiendo que antes te informes y que nunca dediques una parte significativa de tu portafolio en una de estas inversiones.

Pero no quiero terminar este video sin contarte la opinión que recientemente publicó uno de los inversores más exitosas de todos los tiempos.

En un post publicado en su perfil de Linkedin, Ray Dalio afirmó:

“Creo que Bitcoin es un invento fascinante. Haber inventado un nuevo tipo de dinero a través de un sistema programado en una computadora, que ha funcionado durante 10 años y que rápidamente está ganando popularidad tanto como un tipo de dinero como un medio de almacenar riqueza es un logro fantástico.”

Esto es un cambio importante para Dalio, que hasta hace poco tiempo no le reconocía ningún mérito ni potencial al bitcoin. Esto se entendió como un cambio de opinión de Dalio sobre el Bitcoin.

Sin embargo, Dalio aún no se decidió a invertir en Bitcoin por los siguientes tres motivos que explicó en su post:

Motivo número 1: pérdida de dominancia

 Uno de los riesgos que Dalio ve en el bitcoin es la posibilidad que el bitcoin pierda dominancia frente a otras criptomonedas, es decir, que otras criptomonedas puedan ser creadas, que funcionen mejor que el bitcoin y le quiten el podía de criptomoneda mas usada y comerciada. Esto, en opinión de Dalio podría reducir sustancialmente su valor.

Mi punto de vista es que esto es poco probable que ocurra como consecuencia del llamado “Network Effect”, es decir, el “efecto red”.

Este termino se utiliza para describir las situaciones donde el consumo de una persona influye directamente en la utilidad de otra, es decir, cuando la utilidad que obtiene de un bien o de un servicio una persona depende del número de individuos que la consuman o la usen.

Esto se ve claro en las redes sociales como Facebook. Esta red social es útil porque casi todos tus amigos la usan, pero si nadie la usa, no tiene sentido.

Y lo fuerte es que una vez que una red social logro masa critica, es muy complicado sacarle su lugar de liderazgo.

Bueno, con el bitcoin pasa algo similar. Ya hay mas de cien millones de personas que lo usan, y todos los meses se suman mas, es decir, el efecto red crece todos los días. Si sigue creciendo, es cada día mas difícil sacarle su rol de liderazgo.

Por eso creo que el temor de Dalio respecto a la perdida de valor del bitcoin por su competencia por otras criptomonedas esta sobrevalorado.

Motivo número 2: Hackeo de la red bitcoin

 Dalio expresa sus dudas sobre la seguridad de bitcoin ante un ataque cibernético. Afirma que “vivimos en un mundo en el que los ciberataques son mucho más poderosos que las ciberdefensas”.

Esto puede ser así en otras aplicaciones online, pero no en bitcoin.

Bitcoin funciona a través de más de 11 mil nodos repartidos por todo el mundo que están interconectados a través de la red Blockchain.

Gracias a sus características criptográficas, para atacar con éxito a la red Blockchain sería necesario hackear a más de la mitad de los nodos que integran la red. Para ello se necesitarían 1.500 qubits de potencia computacional.

En la actualidad la computadora más potente es el supercomputador Quantum de Google, y este “solo” tiene un poder de 53 qubits. Los expertos afirman que hasta que se desarrolle la tecnología necesaria para hackear la Blockchain podrían transcurrir varias décadas, o incluso no llegar a desarrollarse nunca.

Por tanto, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que la Blockchain de Bitcoin es  segura.

Motivo número 3: el ataque de los Estados contra Bitcoin

El tercer motivo por el que Ray Dalio tiene dudas acerca si invertir en Bitcoin es su exposición al ataque de los Estados por su rol como dinero alternativo, un rol que si se consolida podría reducir el poder de las élites gubernamentales.

Sí, es muy posible que a medida que Bitcoin gané popularidad y cada vez más personas cambien sus dólares, pesos o euros por Bitcoins, los Estados ataquen a esta y otras criptomonedas que amenazan su monopolio sobre la emisión de dinero.

Sin embargo, aunque estos ataques lleguen es importante recordar la naturaleza descentralizada de Bitcoin.

Para destruir al Bitcoin todos los gobiernos del mundo tendrían que atacar coordinadamente y con máxima efectividad a cada uno de los más de 10 mil nodos que componen la red de Bitcoin.

Aparte de ser operativamente casi imposible de conseguir, en términos políticos esto es muy improbable porque en el juego de la política mundial siempre habrá países que tengan incentivos para proteger a Bitcoin si esto les ayuda a perjudicar a sus adversarios y a beneficiarse.

Por lo tanto, este tercer temor de Dalio también luce improbable.

De todas formas, son riesgos que hay que mirar de cerca. Ray Dalio es uno de los inversores mas prestigiosos del mundo, y no tenemos que subestimar su inteligencia y experiencia.

Pero me entusiasma que Dalio haya cambiado su opinión sobre el bitcoin de esta manera. Si sigue este proceso de cambio no seria descabellado leer un día de estos que Dalio invierte fuerte en bitcoins, Y si esto ocurre la adopción del bitcoin seguirá evolucionado y su precio creciendo.

Recordemos que el bitcoin tiene una oferta limitada, hoy hay 18 millones de bitcoins y nunca existirán mas de 21 millones de bitcoins.

Por lo tanto, por cada inversor famoso que se suma, la demanda de bitcoin sigue creciendo. Y si hay cada vez mas demanda sobre un activo cuya oferta es limitada, el precio no tiene otra que crecer.

Acordate de compartir abajo quien fue el inversor o la persona, famosa o no que te influyo en tu decisión de comprar bitcoins y como se dio esto así todos aprendemos de las experiencias de todos.

Y gracias por estar del otro lado. Si te gustó esta nota, no dejes de compartirla.

Fede.

El mundo cambió. Claves para invertir en la nueva era. Parte III

By Federico Tessore on marzo 23, 2021 in Economía & Política, Emprendimientos y Negocios, Inversiones Financieras

Esta es la tercer y última nota de esta serie de tres artículos donde te muestro cómo cambió el mundo de las inversiones y el dinero durante los últimos 25 años. En esta nota te voy a dar mi visión de cómo deberíamos invertir en este nuevo mundo y cómo podemos generar riqueza y lograr la libertad financiera aprovechando todas las oportunidades que este nuevo mundo nos brinda.

Además, voy a compartir lo que todos quieren saber: ¡En donde invertir en este momento!

Pero antes de compartirles mi idea de donde habría que invertir en este momento, quiero profundizar un aspecto que vimos en las notas anteriores que hablaban sobre la revolución de la Generación de la Riqueza.

Y con riqueza me refiero a tener activos que generan dinero mientras dormís.

Es decir, tener dinero, no es lo mismo que tener riqueza. Son dos cosas completamente diferentes. Si es posible transformar ese dinero en riqueza si invertís el dinero. Pero dinero y riqueza son dos cosas diferentes.

Para realmente generar riqueza, para lograr la libertad financiera, la mejor forma es crear o ser dueño de una parte de un negocio, de una empresa.

El desarrollo de internet ha ampliado enormemente la posibilidad de crear negocios. Esto antes era casi imposible, salvo que pertenezcas a una clase muy privilegiada, pero hoy es cada vez mas fácil gracias al desarrollo de internet, la globalización y la tecnología.

Hay un emprendedor que explica muy bien esta nueva forma de generar riqueza que se llama Naval Ravikant. Inclusive armamos un FedeTessoShow sobre Naval, el 152, que lo podes ver si te interesa, en mi canal de YouTube.

Según Naval, para hacer dinero y generar riqueza aprovechando este nuevo mundo, tenes que hacer tres cosas:

1 – Desarrollar conocimiento especifico:

Esto implica desarrollar un conocimiento único y muy especifico que sea difícil de replicar. Generalmente esta relacionado con algo que te apasiona y que le dedicas mucho tiempo y esfuerzo. Tenes que apuntar a convertirte en un experto en algo que el resto de las personas necesita y valora mucho.

Puede ser cualquier cosa, en el mundo actual, globalizado, que te permite llegar a millones de personas en un instante gracias a Internet, hay consumidores para casi todo.

Un ejemplo que me parece muy bueno para ilustrar este punto, es el argentino que creo que tenía 15 años cuando quedo en los primeros puestos en el mundial de Fornite, que no me acuerdo si fue el año pasado o el anterior y gano casi un millón de dólares en premios jugando al Fornite en la Play Station. Esto es simplemente increíble y te muestra la potencia de este nuevo mundo.

Pero hay miles de ejemplos mas, por ejemplo los YouTubers que sigue mi hijo de 10 años que tienen millones de seguidores en todo el mundo y generar ingresos por publicidad que son millonarios y tiene solo 15 o 17 años.

No es mi caso se imaginarán, yo soy un Youtuber mucho mas humilde…, mi hijo inclusive dice que mis videos son aburridos y se ríe de la cantidad de seguidores que tengo en comparación con los que sigue el.

Pero bueno, son ligas diferentes y momentos diferentes, pero a lo que voy, es que hoy, si tenes algún conocimiento especifico, podes hacer mucho dinero. Esta en vos pensar formas de desarrollar esa herramienta en función a cuales son tus gustos o actividades habituales.

2 – Tener “Accountability”:

Esta palabra no tiene una traducción exacta al español de lo que realmente significa en ingles. Si, la traducción literal sería “responsabilidad”, pero en mi opinión, “accountability” es mucho mas que esto.  Es una mezcla de confianza, con responsabilidad, con previsibilidad, con proactividad y con “hacerse cargo” de las situaciones y las acciones o los resultados.

Si desarrollas esta habilidad, tu limite es el cielo. Y lo potente de esta herramienta es que no importa si sos empleado, emprendedor, independiente o lo que sea. Siempre te va a servir desarrollar esta cualidad y te va a destacar del resto.

Los emprendedores lo que mas necesitan son empleados o asociados que tengan “accountability”, y si logran captar estos colaboradores van a darle todo para que no se vayan, inclusive estoy seguro que estarán dispuestos a asociarlos al negocio con tal que no se vayan.

Y lo mismo si provees servicios, si tus clientes te ven a vos como una persona confiable, responsable y proactiva, es decir, una persona “accountable” te van a contratar para siempre.

Es un arma secreta que esta al alcance de nuestra mano y nos puede permitir alcanzar niveles de éxito en nuestras tareas muy grandes.

3 – Conseguir apalancamiento:

Finalmente, si desarrollaste las dos herramientas anteriores, tenes que desarrollar una de las herramientas mas poderosas que existen en la actualidad que es el “apalancamiento”.

Arquímedes, un gran científico del mundo antiguo tenía una frase que ilustra lo poderoso de este principio del apalancamiento:

 Dame un punto de apoyo y moveré el mundo.

La forma más fácil de definir el apalancamiento es, “hacer más con menos”, a través de tener un punto de apoyo y una palanca podes mover una masa que de lo contrario te costaría demasiado esfuerzo.

El apalancamiento o “leverage” como se dice en inglés, amplifica tu fuerza de una forma asombrosa.

En el mundo de los negocios el apalancamiento viene de tres fuentes:

  1. El capital
  2. Las personas que trabajan para vos
  3. Productos sin costo marginal de replicación. Esto implica que podes vender mas productos o servicios, sin la necesidad de gastar mas dinero.

En el pasado, no existían productos sin costo marginal de replicación. Por ejemplo, si fabricabas autos, hacer uno te costaba 10, por ejemplo, y hacer dos autos te costaba 20, es decir, el doble.

En cambio, en la actualidad si podes vender mas sin aumentar los costos, eso en nuestro mundo se logra con la programación y con el acceso a los medios de comunicación y redes.

Por ejemplo, Facebook gasto mucho dinero en desarrollar su plataforma. Pero el costo de su plataforma no aumenta si su cantidad de usuarios pasa de 1 millón a 2 millones. Puede aumentar un poco el costo de los servidores, pero esto es muy poco en comparación con la forma en que puede incrementar los ingresos vendiendo mas publicidad por ejemplo. Por eso, los nuevos millonarios en el mundo actual no son aquellos que producen cosas tangibles, como casas o mesas, sino que son aquellos que desarrollan plataformas tecnológicas que llegan a millones de personas en todo el mundo con un costo muy bajo.

Otro ejemplo de productos sin costo marginal de replicación, mas cercano y replicable que el de Facebook, es Inversor Global, una de mis empresas.

En Inversor Global vendemos suscripciones a servicios de recomendaciones de inversión en forma online. Por lo tanto, si vendemos 100 suscripciones o 10.000 suscripciones, el costo es casi el mismo. Y de esta forma, a medida que escalas el negocio los márgenes suben y se hacen mas atractivos.

Seguramente replicar el modelo de negocio de Facebook sea complicado para nosotros, pero vender suscripciones online esta al alcance de todos hoy. Por eso es un buen ejemplo de esto que menciona Naval que es clave para generar riqueza en el mundo actual. Pero por supuesto hay muchas mas ejemplos, solo te mencione dos.

En el pasado eso era imposible de desarrollar, hoy todos y cada uno de nosotros tiene el potencial de desarrollar ese tipo negocios, tiene el potencial de acceder a este tipo de apalancamiento.

Y te digo mas, hoy existen plataformas online que están empezando a democratizar el acceso al capital. Antes pedir capital para lanzar un nuevo negocio dependía de que conozcas a la persona adecuada, ya que el capital estaba en manos de muy pocas personas.

Pero hoy, vos podes conseguir capital para tu negocio de una forma muy simple aplicando a plataformas a estas plataformas y consiguiendo capital de miles de personas diferentes en diferentes partes del mundo.

Y lo mismo pasa con el trabajo. Existen plataformas online que te permiten contratar trabajadores en todas partes del mundo a costos bastantes bajos. El acceso al trabajo es cada día mas universal.

Tu negocio también se podría apalancar en trabajo. Aunque como sabemos muy bien en Argentina, donde los costos laborales son muy altos, esta puede no ser la mejor forma de apalancar tu negocio. Tal vez es mejor focalizar en mas capital y mas productos escalables.

Entonces, si accedes al apalancamiento, que te permite amplificar tus negocios, Solo te queda desarrollar la responsabilidad y la confianza. Si logras eso, el mundo esta en tus manos.

Esto es la revolución de la generación de la riqueza, que implica una revolución que está al alcance de todos nosotros a un clic de distancia.

¡Aprovéchala!

Ahora vayamos a cómo invertir nuestro dinero a partir de ahora.

La estrategia tradicional implicaba armar una cartera diversificada a largo plazo que incluya acciones, bonos, commodities y efectivo. La idea detrás de esta estrategia era que lograbas un muy buen rendimiento a largo plazo, pero con menor volatilidad.

Ya que de esos instrumentos, el que mayor rentabilidad da son las acciones, pero a costa de mucha volatilidad, de muchos subas y bajas en los precios. Entonces, compensabas estas variaciones con las inversiones en bonos y efectivo, que tienen mucha menos volatilidad, pero a cambio, mucho menos rendimiento.

La combinación de esta estrategia, era la mas eficiente para invertir y la que recomendaban todas los especialistas.

Por todo lo que te compartí en los dos notas anteriores, en primer lugar sacaría a los bonos de la cartera.

En el mundo actual no tiene sentido invertir en bonos. Tienen mucho riesgo y muy poca rentabilidad, no cierra por ningún lado esta ecuación. El riesgo viene por el lado que es muy probable que las monedas globales se devalúen, que haya inflación en el mundo. Por lo tanto, si esto ocurre, el poder de compra de tu dinero va a perder. Y la rentabilidad que pagan los bonos globales no te van a permitir superar esta perdida, porque hoy los bonos pagan tasas cercanas a cero.

Por eso, lejos de los bonos.

Si dejaría a las acciones, sobre todas las tecnológicas que se están “comiendo al mundo”, y que no van a parar de crecer durante las próximas décadas.

Y agregaría dos activos a esta cartera tradicional:

1 – Bitcoins

2 – Real Estate Comercial

El bitcoin lo agregaría porque el retorno esperado puede ser mucho mas alto que el de las acciones. De hecho, desde su nacimiento creció a un ritmo del 200% anual mientras las acciones en promedio suben un 11% anual.

Por supuesto que esto viene con muchísima más volatilidad. Durante los últimos 5 años la volatilidad del bitcoin fue seis veces mas alta que las acciones y 30 veces mas alta que los bonos.

En el siguiente gráfico podes ver como la peor caída del Bitcoin fue del 80% en 2018 o del 60% el año pasado. Mientras que las acciones nunca cayeron mas de un 20% durante ese período

Y si el bitcoin tiene esta volatilidad, imagínate las otras criptomonedas, mucho mas!

Pero a cambio, la rentabilidad puede ser mucho mas alta. Por eso, si esas dispuesto a bancarte esta volatilidad y no vender si el bitcoin cae un 50 o 60%, adelante, puede ser un muy buen activo para tu cartera.

Y el segundo activo que agregaría el llamado Real Estate Comercial en Estados Unidos, que son activos inmobiliarios pensados desde el primero momento para generar renta como por ejemplo, un complejo de 100 departamentos, o un centro logístico, o un pequeño centro comercial de cercanía, o un Centro Médico, es decir, edificios o complejos grandes que tienen varias ventajas versus las inversiones inmobiliarias tradicionales que prometo explicar en otro artículo.

Pero en conclusión tiene una ecuación riesgo retorno muy eficiente, es decir, tienen alta rentabilidad esperada con menor riesgo. Por lo tanto, para tener dentro de una cartera para reemplazar la parte de renta fija, me parece que es una buena idea para lograr retornos de entre un 10 y un 18% anual en dólares con riesgos moderados.

Resumiendo, si sos un inversor a largo plazo que esta armando su cartera para el retiro o para lograr su libertad financiera, es decir, para poder vivir de rentas sin la necesidad de trabajar, esta sería mi cartera:

  1. Real Estate Comercial en Estados Unidos.
  2. Bitcoins y criptomonedas.
  3. Acciones norteamericanas, en especial tecnológicas.
  4. Efectivo

Me quedaría con algo de efectivo para aprovechar las bajas, que en este mundo tan volátil seguro se van a dar y son buenos momentos para entrar. No invertiría en bonos y tampoco en commodities, ambos con ecuaciones riesgo retorno muy poco convenientes.

Si queres profundizar estos temas, de cómo cambia el mundo y como invertir en este nuevo contexto, te recomiendo seguir a estos tres especialistas que creo que entendieron muy bien para donde va este mundo y como actuar en consecuencia:

  1. Naval Ravikand, lo podes encontrar en su twitter @naval o en la Web navalmanack.com
  2. Diego Parrilla, lo podes encontrar en twitter como @ParrillaDiego
  3. Michael Saylor, lo podes encontrar en twitter como @michael_saylor

Espero que te haya gustado esta trilogía de notas de cómo cambia el mundo y que te haya ayudado a entender un poco mejor de a donde venimos y hacia donde vamos.

Hay una frase de un historiador francés llamado Marc Bloch que me parece muy buena para cerrar este nota que dice:

“La incomprensión del presente nace fatalmente de la ignorancia del pasado”

Si te gustó esta nota, compartila nos vemos en unos días, gracias por estar del otro lado.

Fede

EL MUNDO CAMBIÓ. CLAVES PARA INVERTIR EN LA NUEVA ERA. PARTE II

By Federico Tessore on marzo 16, 2021 in Economía & Política, Inversiones Financieras

El mundo cambió. Claves para invertir en la nueva era. Parte II

El mundo de las inversiones y el dinero cambio de una forma impresionante durante los últimos años. En la nota anterior, Parte I, te conté cómo era el mundo de las inversiones 25 años atrás.

Ahora, te voy a contar cuales fueron los cambios más importantes que se dieron durante las últimas décadas y esto nos va a dar un panorama mucho más claro acerca de cuales son las mejores inversiones para hacer en este momento.

Ahora sí, empecemos, veamos los 6 cambios más importantes que se fueron dando en el mundo de las inversiones y el dinero durante las ultimás dos décadas y media.

1 – La revolución de Internet: y la masificación del acceso a Internet, gracias al desarrollo de las computadoras primero y de los teléfonos celulares después, cambiaron todo. El mundo cambio como nunca antes.

El impacto de internet es inmenso y sobre muchas dimensiones. Pero el primero que se me ocurre es que ahora el conocimiento y la experiencia empezaron a recorrer el mundo de una forma mucho más veloz y democrática. La plataforma Youtube es una muestra de este cambio.

Hace 25 años atrás esto hubiera sido imposible. Por ejemplo, estar grabando un video en casa y en pocos días llegar a más de 50.000 personas en todo el mundo a costo casi cero. Eso en el pasado era un cuento de ciencia ficción.

El segundo aspecto que impacto internet es en las comunicaciones, hoy las distancias casi no se sienten con herramientas como Whatsapp, Zoom, Skype y muchas otras herramientas online.

Y finalmente el acceso a un montón de productos y servicios se masificó, se democratizo, se bajaron las barreras de entrada y los costos de entrada y hoy las personas pueden acceder a más productos y servicios de una forma más barata y veloz.

En el mundo de las inversiones, el surgimiento de los brókeres online que nos permiten invertir desde la comodidad de nuestra cada en cualquier activo del mundo cambiaron todo para siempre. Le acercaron alternativas de inversión a los inversores individuales que antes sólo eran accesibles para grandes inversores.

2 – La revolución de la globalización: La revolución de internet sumado al desarrollo de los aviones y la baja en los costos de los pasajes, permitió que vivamos en un mundo mucho más chico. La circulación es altísima, el sueño del ciudadano global hoy es mucho más real.

Hacer negocios e inversiones en todas partes del mundo hoy esta al alcance de un clic. Los emprendedores pueden llevar a sus empresas relativamente fácil al mundo. Los trabajadores free lance trabajan para todo el mundo. Por ejemplo, ayer estaba hablando con un diseñador argentino que me contaba que ahora en su empresa de diseño gráfico se especializaban en hacer dibujos para juegos electrónicos y que desde Buenos Aires vendían en todo el mundo sin excepción.

Ese tipo de sueños antes eran de ciencia ficción de nuevo, si planteabas algo así hace 25 años atrás eras un loco y te internaban en un manicomio.

Hoy esto es la constante. El mundo esta a nuestro alcance. Si, con la pandemia esto se vio en jaque, pero no dudes que muy pronto el mundo volverá al ritmo de los últimos años y nos olvidaremos muy pronto de este ultimo año atípico.

La globalización llego para quedarse.

3 – La revolución de la Generación de Riqueza: La forma en que se generaba riqueza 25 atrás y la forma en que se genera riqueza hoy cambió totalmente.

Primero aclaremos que entendemos por riqueza. Riqueza implica tener activos que generan dinero mientras dormís. Es decir, tener dinero, no es lo mismo que tener riqueza. Son dos cosas completamente diferentes. Si es posible transformar ese dinero en riqueza. Pero son dos cosas diferentes.

Entonces, teniendo en claro esa diferencia, es importante saber que no vamos a generar riqueza vendiendo nuestro tiempo, es decir, siendo empleados. Esto es muy complicado de lograr o, si lo logras, te va a tomar mucho tiempo.

Para realmente generar riqueza, para lograr la libertad financiera, la mejor forma es crear o ser dueño de una parte de un negocio, de una empresa.

El desarrollo de internet ha ampliado enormemente la posibilidad de hacer esto. Eso antes era casi imposible, salvo que pertenezcas a una clase muy privilegiada, pero hoy es cada vez más fácil gracias al desarrollo de internet, la globalización y la tecnología.

Hoy el emprendedor es una figura central de las economías más desarrolladas y leemos notas en los medios todos los días de personas con orígenes muy humildes que lanzan sus negocios y logran todos sus sueños. Por supuesto que esto es mucho más  fácil en países desarrollados que en subdesarrollados, pero gracias a internet y la globalización, esta diferencia es cada vez menor.

Cada vez más todo depende de nosotros.

En la próxima nota, Parte III, prometo profundizar mucho más este aspecto porque es realmente apasionante como hoy las personas con el conocimiento adecuado pueden crear riqueza como nunca antes.

4 – La crisis de 2008 cambio todo en Estados Unidos:  El primer ataque a la confianza del sistema financiero norteamericano en realidad comenzó antes que el 2008, empezó el 11 de septiembre de 2001 con el ataque a las torres gemelas en Nueva York.

Recuerdo ese momento como si fuese hoy, yo estaba trabajando en una sucursal del Citibank en Buenos Aires, y recuerdo ver ese momento con varios de mis clientes de la época. Y recuerdo varios clientes que decidieron cerrar sus cuentas luego de ver esa destrucción del centro financiero de Estados Unidos.

Pero todo se complico mucho más en el año 2008 cuando explotó las crisis de las hipotecas en Estados Unidos. De un día para el otro, todo el sistema financiero de Estados Unidos estaba apunto de quebrar, y eso solo se pudo salvar con el aporte de miles de millones de dólares de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Algunos bancos quebraron, pero todos los bancos más grandes, salvo Lehman Brothers, fueron salvados por el gobierno norteamericano.

El hecho de que exista este salvataje, pero además, la forma de resolver el problema, emitiendo billones de dólares sin respaldo, genero una desconfianza sobre el dólar y sobre el sistema bancario centralizado que nunca pudo recuperarse.

Y que dudo que pueda recuperarse alguna vez.

 Antes del 2001 y que el 2008, el dólar y los bancos de Estados Unidos no generaban ninguna duda. Luego de estos acontecimientos, la confianza se fue al piso. No desapareció por supuesto, pero si bajo en forma relevante.

5 – La pandemia de 2020 profundizo esta tendencia:  En marzo del año pasado, explotó la pandemia del coronavirus en Estados Unidos, y la economía se cerro de un día para el otro dejando en la calle a millones de personas y provocando el cierre de cientos de miles de empresas y comercios.

La solución al problema en Estados Unidos fue con las mismas herramientas que en el año 2008, pero multiplicadas por diez. Si en el 2008 se emitieron dólares sin respaldo para salvar a los bancos, ahora se emitieron diez veces más dólares, pero esta vez para ayudar a las empresas y personas con un festival de subsidios y ayudas que inundaron la economía y lograron que la baja no sea tan pronunciada y que además la recuperación sea más rápida.

Esto, acompañado con una política de tasas de interés cercanas a cero, provocaron que la máxima del pasado que decía que bajo riesgo, alta tasa y alto riesgo, baja tasa se destruya.

Hoy comprar bonos tiene un rendimiento cercano a negativo, pero el riesgo es alto.

Por eso se esta dando un fenómeno conocido como reflación, que lo hablamos en las charlas que tuvimos con el economista German Fermo durante los últimos meses que implica que el precio de los activos, como las acciones o las criptomonedas, se van a las nubes.

Todos los inversores salen del efectivo y de los bonos y compran activos de riesgo que ven incrementar sus precios en forma sustancial.

Además, el principio de correlación negativa se vuelve mucho más débil. Casi todos los activos suben y bajan al mismo tiempo. En marzo de 2020 cuando estallo la pandemia, todos los activos se hicieron pelota, todo bajo. Nada nos salvo.

6 – La creación del bitcoin y el desarrollo de las criptomonedas:  Si bien el bitcoin se creó en el año 2009, creo que, en el año 2020, con la aparición de la pandemia, el bitcoin subió a otro nivel como solución a todos estos problemás que relataba en el punto anterior.

El bitcoin en particular, pero las criptomonedas en general, se posicionaron como una nueva solución tecnológica al problema de cómo transmitir valor entre las personas y empresas y como estos pueden guardar su riqueza y ahorros de una forma segura y eficiente.

Antes, cuando los bancos y las monedas eran seguras y fiables, este no era un problema grande.

Pero luego del 2008 y especialmente luego del 2020, cuando la respuesta de los gobiernos fue emitir billones y trillones de dólares y euros y yenes para salir de la crisis, el bitcoin se transformó en una solución a un problema que es cada vez más grande.

En un mundo donde la oferta de dólares tiende a infinito…, el hecho de que la oferta de bitcoins sea limitada, adquiere una relevancia y una importancia sobresaliente.

Además, como si esto fuera poco, el año pasado luego de la pandemia, se empezaron a sumar inversores institucionales muy importantes al bitcoin. Empresas publicas, fondos y grandes inversores, que antes ni miraban al bitcoin, empezaron a invertir sus billones en bitcoins.

Estos inversores tomaron conciencia del problema y entendieron al bitcoin como una solución a esos problemas en la transferencia y en el resguardo del valor. Entendieron al bitcoin como una nueva tecnología, como una nueva red de intercambio de valor en forma digital.

Y como toda red digital, se vuelve más valiosa a medida que más personas la usan. Lo mismo paso con Internet y luego con empresas como Facebook o Twitter.  A medida que más personas la usan es más difícil sacarles el lugar de liderazgo.

Por eso el bitcoin, y las criptomonedas, ocupan un lugar fundamental en este nuevo mundo post covid y sin duda llegaron para quedarse.

Estos fueron los cambios más importantes que se dieron durante los últimos 25 años, resumamos:

  1. La revolución de internet
  2. La revolución de la globalización
  3. La revolución de la generación de la riqueza
  4. La crisis de 2008 que cambio todo
  5. El golpe de gracia de la pandemia de 2020
  6. La creación del bitcoin y las criptomonedas

En la próxima nota, voy a compartir como creo que hoy tenemos que manejar nuestro dinero, ahorrar e invertir en este nuevo mundo.

Y además, le voy a dedicar un poco más de tiempo a desarrollar el tercer punto de este nuevo mundo, que es como podemos generar riqueza hoy aprovechando la magia de internet, la globalización y hoy de las criptomonedas.

Como te decía al principio, hoy más que antes, no importa en que país vivís, lo más importante son las ganas y la curiosidad, que con eso ya podes llegar muy lejos.

Si te gustó esta nota, compartila nos vemos en unos días, gracias por estar del otro lado.

Fede

El mundo cambió. Claves para invertir en la nueva era. Parte I

By Federico Tessore on marzo 9, 2021 in Economía & Política

El mundo de las inversiones y el dinero cambio de una forma impresionante durante los últimos años. Las formas de invertir, las formas de hacer dinero, de ahorrar, de proteger ese dinero y de hacerlo crecer, hoy son muy diferentes que en el pasado.

Yo empecé a trabajar en el mundo de las inversiones 25 años atrás, hoy te voy a contar como era el mundo en esa época, luego, te voy a contar cuales fueron los principales cambios que se fueron dando a lo largo de los años, y finalmente, vamos a tratar de entender cómo funciona esta nueva era del dinero, y más importante, entender cómo podemos hacer dinero en esta nueva era.

Lo que les voy a contar es muy importante, es un poco estratégico, nos obliga a salir del día a día, pero esto es vital si queremos tener éxito en el mundo de las inversiones y los negocios. Tenemos que darnos el tiempo para pensar la mejor estrategia que nos puede llevar de la mejor manera posible al objetivo que queremos lograr.

Y para poder hacer esto de una forma eficiente, es fundamental entender el contexto en el cual nos manejamos.

Por ello, quiero compartirles como era el mundo de las inversiones 25 años atrás, alrededor del año 1996, cuando comencé a trabajar en una sociedad de bolsa o bróker en Buenos Aires, que se llama Capital Markets Argentina.

No solo por una curiosidad histórica sin mucha utilidad práctica, sino porque es clave para entender cómo llegamos al mundo actual y poder juzgar mejor las tendencias que se están yendo y las que están naciendo.

Es clave que entiendas el pasado para ganar esa perspectiva

Y mucho más cuando gran parte de la educación actual toma las premisas que eran válidas 25 años atrás como válidas hoy.

Me refiero a la educación en los colegios, en las universidades, muchos libros de texto que nos recomiendan leer, consejos de personas mayores, consejos de una gran parte de los especialistas o representantes de bancos, bróker o economistas reputados.

Muchos de los consejos de estas personas se basan en cómo era esta foto del mundo de las inversiones y el dinero  25 años atrás.

No todos por supuesto, pero si una gran parte.

Y ojo, no los culpo. Cambiar para las personas más grandes es muy complicado.

Porque para personas como yo que tenemos 25 años de experiencia en el mundo de las inversiones el desafío es mucho mayor.

Pensá que tenemos que primero desaprender cómo funcionaba el mundo, dejar de lado todas las reglas y supuestos que antes eran inmutables e indiscutibles, tirar los libros que leíamos y una vez que hicimos eso, aprender de nuevo. Leer nuevos libros, capacitarnos y educarnos nuevamente.

Por eso aquellos que empiezan la tienen un poco más fácil que aquellos que empezamos hace 25 años atrás.

Pero tienen una sola desventaja aquellos que están empezando en este nuevo mundo, que intento paliar con esta nota, que es que no tienen perspectiva de cómo el proceso de cambio se está dando. No tiene perspectiva de dónde venimos.

Porque los cambios, primero tal vez no los vivieron, pero además porque los cambios son desordenados, se dan en forma muy gradual, muy lenta, a veces con avances muy rápidos, como los que tuvimos con la pandemia, pero luego con retrocesos temporales, para luego seguir avanzando

Y la realidad es que el nuevo mundo está en formación. El cambio no termino, estamos en el medio de ese cambio.

Es decir, no podemos decir que el mundo viejo se fue y que ya llego el nuevo mundo en un 100%.

No, aún tenemos muchas cosas del viejo mundo, mezcladas con cosas del nuevo mundo e inclusive tenemos cosas del nuevo mundo que pueden no ser definitivas, sino que son transitorias. Todo es muy desordenado.

Por eso en esta nota, no puedo mostrarles al detalle y en forma clara como es el nuevo mundo. Porque no lo sé. Ni yo, ni nadie.

Pero si podemos pensar juntos, si podemos tener en claro de dónde venimos y a donde parece que vamos. Si podemos tener en claro las grandes tendencias.

Entonces, lo primero quiero mostrarles es cómo era el mundo de las inversiones y el dinero 25 años atrás cuando empecé en este mundo.

Luego, en la próxima nota quiero mostrarles como cada una de esas premisas hoy es totalmente diferente. Quiero focalizarme en mostrarte como se fue dando el cambio, como fuimos llegando al mundo que conocemos hoy.

Y finalmente, en esta trilogía de episodios que se llamarán “El mundo cambio. Claves para invertir en la nueva era.”, voy a compartirles mis ideas de cómo tendríamos que manejar nuestras finanzas, negocios e inversiones en este nuevo mundo.

Son muchos temas, por eso prefiero separarlos en tres episodios no tan largos y separados para que puedas verlos cada vez que quieras entender algo mejor o refrescar algunos conceptos que te parecen relevantes.

Así que, si les parece bien, empecemos, veamos cómo era el mundo 25 años atrás.

Estas eran las premisas más importantes:

1 – No existía la figura del emprendedor

Los negocios se hacían entre unos pocos, generalmente y salvo honrosas excepciones, los negocios se hacían entre familias y amigos de mucho dinero. El acceso al capital dependía de pertenecer a ese círculo cerrado de personas. Si tenías suerte estabas adentro, si no, muy difícil cambiarlo.

Por supuesto que existían excepciones, los “Messi” de los negocios, personas sin contactos especiales pero que lograban lanzar sus negocios y escalarlos. Pero eso era la excepción, no era la regla ni era nada fácil. Solo los extremadamente talentosos podían hacerlo.

En general, las personas vivían de un salario, eran casi todas empleadas de alguna empresa más grande. La figura del trabajador free lance o el profesional independiente era muy rara, recién estaba comenzando a dar los primeros pasos.

La regla era depender de un sueldo de una gran empresa por muchos años. Los nuevos negocios no eran fáciles de armar.

2 – Internet estaba recién empezando

 Casi nadie tenía acceso a internet. Solo algunas empresas accedían a una conexión muy lenta, mucho más lenta que la peor conexión que te imagines hoy. Aún el teléfono de línea era la forma más común de comunicarse.

A medida que fue creciendo internet, el email fue lo primero en aparecer, lo primero que los pioneros de internet empezaron a usar a fines de la década del 90. Los teléfonos móviles recién se estaban empezando a masificar. Eran caros y aun había muy pocas líneas.

Y si un amigo o familiar tuyo se iba de viaje a otro país, generalmente estabas en contacto con él por medio de cartas que se mandaban por correo físico y tardaban semanas en llegar. O en el mejor de los casos, si trabajabas en una empresa grande, podías acceder a un envío de la carta por Fax.

Pero el email no tenía un uso masivo como ahora ni existían las redes sociales por supuesto.

Era un mundo mucho más lento, mucho menos conectado, mucho menos dinámico.

3 – No existía la globalización

Era imposible comprar acciones internacionales, por ejemplo, de Ford desde Argentina o Colombia. O abrir una cuenta en un banco o bróker de Estados Unidos y Europa. Había que viajar y tener mucho dinero y cruzar los dedos para que te abran la cuenta.

Los negocios globales eran solo para las grandes corporaciones. Era impensado hacer negocios en muchos países del mundo sin estar en el país en cuestión.

Tampoco se podían hacer inversiones inmobiliarias en otros países, salvo que tengas muchísimo dinero y conocimiento.

De hecho, no era tan masivo viajar como lo es ahora, por lo menos, como era antes de la pandemia

Por supuesto que se viajaba mucho más que la generación de mis padres, donde el barco a Europa aún era un método común de viaje…, pero estábamos muy lejos de cómo eran los viajes hoy antes de la pandemia.

Para que se entienda la diferencia, cuando alguien se tomaba un avión a un lugar lejano en el pasado, toda la familia y amigos te iban a despedir al aeropuerto. Era toda una aventura para nada común.

Nada que ver con lo que pasa ahora…

4 – La tasa de interés como un parámetro del riesgo que corrías:

Este es un tema un poco más técnico, que luego lo podemos profundizar. Pero explicado en idioma simple, en el mundo de las finanzas había una regla de oro que se cumplía en casi todas las inversiones:

A mayor riesgo, mayor tasa de interés o retorno.

A menor riesgo, menor tasa de interés y retorno.

Esta regla casi nunca se rompía hace 25 años atrás. Casi no existían excepciones y era lo primero que aprendían las personas que entraban al mundo de las inversiones en la época. Y te diría que eso es lo que siguen aprendiendo muchas personas hoy.

Más adelante vamos a entender porque esto hoy no se cumple más.

5 – El dólar era refugio de valor eficiente:

Nadie dudaba de la fortaleza del dólar, aquellos que querían proteger su dinero y no perder poder adquisitivo, se quedaban en dólares y estaban tranquilos y seguros.

Nadie cuestionaba esto y este método era efectivo para ahorrar. De esta época viene el auge de las cajas de seguridad en países como Argentina.

Ante la inestabilidad de la economía, la respuesta de comprar dólares y guardarlos en la caja de seguridad era eficiente y segura.

Tener dólares te permitía mantener el poder adquisitivo por muchos años. No había que inventar nada creativo o diferente para lograr ese objetivo.

6 – Los Bonos del Tesoro norteamericano eran los activos más seguros del mundo:

Esto era una máxima absoluta.

Creo que fue una de las primeras cosas que me enseñaron 25 años atrás. Si una persona quería invertir sin riesgo debería comprar Bonos del Tesoro Norteamericano, es decir, deuda emitida por el Gobierno de Estados Unidos.

Estas inversiones no tenían riesgo, el riesgo era cero. De hecho, de esta regla es que viene la métrica que hoy es muy famosa y que se llama “Riesgo País”.

Lo que hace el “riesgo país” es medir el riesgo de un país comparado con el llamado riesgo cero, que es el riesgo de los bonos del tesoro norteamericano. Hasta hoy sigue vigente este método de comparar los riesgos de los países y nadie se anima a cuestionarlo, aun…

Pero lo más lindo de esto, es que el bono sin riesgo pagaba una interesante tasa de interés. Alrededor del 5% anual. Por lo tanto, los inversores la tenían relativamente fácil en el pasado, tenían un instrumento sin riesgo y con buen interés.

Más adelante vamos a ver que eso hoy no existe.

7 – Los bancos norteamericanos eran muy seguros:

Cuando yo empecé en el mundo de las inversiones los bancos norteamericanos casi no tenían riesgo, un poco más que los bonos del tesoro norteamericano, pero casi sin riesgo.

Pagaban alrededor de un 6% anual el plazo fijo en estas entidades. Y eran sinónimo de confianza, todos confiábamos ciegamente en bancos como el Citibank, por ejemplo.

Y los inversores dormían tranquilos dejando todo su dinero en este tipo de entidades.

8 – Armar una cartera diversificada era la mejor estrategia de inversión:

Armar una cartera con activos que tengan correlación negativa era la mejor estrategia de inversión. Incluyendo acciones de diferentes países y sectores, pero sobre todo bonos y efectivo. Los bonos y el efectivo eran el corazón de las carteras. Todos los expertos recomendaban invertir de esta manera.

Por correlación negativa me refiero a dos inversiones que tiene un comportamiento inversor. Es decir, las dos tienen una tendencia de crecimiento a largo plazo, pero cuando una baja temporalmente, la otra sube. De esta forma, lograr tener un muy buen retorno a largo plazo, pero con una variación muy baja.

Lograr una cartera muy estable y con bajo riesgo armando una cartera diversificada.

Pero esto era así 25 años atrás, este era el mundo en el año 1996.

A lo largo de estos 25 años muchas cosas ocurrieron, hechos que fueron cambiando esta premisa, que fueron cuestionando estos supuestos.

Ocurrieron acontecimientos, nuevas herramientas, descubrimientos y crisis inesperadas que fueron cambiando todo.

Por supuesto que la realidad es muy compleja, y pasan muchas cosas, por eso, voy a tratar de seleccionar los 6 acontecimientos que en mi opinión fueron los más relevantes y con mayor impacto sobre el mundo del dinero y las inversiones.

Y te los voy a compartir en las próximas notas, la parte II, donde vamos a tratar de entender cómo y porque se fueron dando los cambios.

Y en la parte III, vamos a conocer ideas y estrategias para invertir en esta nueva era del mundo del dinero.

Espero que hayas disfrutado de esta nota y si te gustó no olvides compartirla. Fede.

Argentina Potencia: Cómo volver a ser el país más rico del mundo

By 4padmin on marzo 2, 2021 in Economía & Política, Libros

Si, aunque no lo creas, la Argentina fue el país mas rico del mundo en el año 1895 y 1896. Además, durante setenta años, entre 1880 y 1950 estuvimos en el TOP 10 de los países más ricos del mundo.

Pero luego nos destruimos. Hoy estamos en el puesto 77 del ranking de PBI per capital global y no paramos de bajar. La decadencia no parece tener piso.

Por ello, te presento mi nuevo libro “Argentina Potencia. Cómo volver a ser el país más rico del mundo”

En el libro selecciono a 6 países que en año 1950 eran mucho mas pobres que la Argentina. Y analizo en detalle que hicieron para hoy estar entre los países más desarrollados del mundo. Luego analizo que hizo la Argentina durante esos setenta años para retroceder tanto. Y finalmente presento un plan para que la Argentina pueda romper esta dinámica.

La clave es que la mayoría de los argentinos conozca esta receta y luego vote a los políticos que puedan implementar las mismas medidas que tomaron estos 6 países para desarrollarse.

Espero de todo corazón que te guste, que lo leas, pero además, espero que te aporte algo, que te ayude a entender porque la Argentina esta en decadencia desde hace 70 años y mas importante, sobre todo en este momento cuando las noticias en la Argentina son una peor que la otra, que te aporte esperanza, que te aporte la certeza que todo se puede cambiar.

Que por supuesto  el cambio no es fácil, ni rápido ni inmediato, pero que es totalmente posible. Y más importante, que el cambio depende de nosotros.

No depende de los políticos ni de los empresarios, depende 100% de cada uno de nosotros.

Depende que entendamos cómo crecen los países, cómo se desarrollan, como generan riqueza, como generan una mejor calidad de vida para sus habitantes, y que luego apliquemos esas mismas políticas y estrategias para nuestro país.

Se que en la Argentina actual esto puede parecer una utopía, algo irrealizable.

Estamos en un momento donde los mejores emprendedores de la Argentina se están yendo del país. Donde los argentinos más talentosos parecen haber bajado los brazos y parecen estar emigrando masivamente a otros países.

La economía se cae a pedazos, la justicia no funciona, nuestros políticos se nos ríen en la cara y no tienen vergüenza de mostrar sus privilegios, donde la pandemia nos deja entre los países mas afectados del mundo.

Todo luce sombrío, negro, irrecuperable.

Pero les aseguro que en Corea del Sur la situación en 1950 era mucho peor. La guerra civil con Corea del norte había dejado tres millones de muertos, una economía inexistente, hambrunas masivas y un país que sobrevivía gracias a la ayuda de Estados Unidos. Y para peor, esa ayuda no llegaba a la gente porque los políticos coreanos eran híper corruptos y no dejaban casi nada.

En 1960 Corea del Sur comenzó un plan de desarrollo que nunca se detuvo. Hoy Corea del Sur es una potencia económica, con una de las calidades de vida mas altas del mundo, líder en innovación y educación en el mundo. Su PBI per cápita que era de solo 70 dólares setenta años atrás, uno de los países mas pobres del mundo en la época, hoy llego a 35.000 dólares, uno de los países mas ricos del mundo.

Mientras, Corea del Norte, su vecino, sigue siendo uno de los países mas pobres del mundo con un pbi per capital que no llega a los 700 dólares.

Estamos hablando de poblaciones muy similares, misma cultura entre Corea del Norte y Corea del Sur, los dos partieron del mismo lugar en 1950. Y setenta años después tiene resultados totalmente diferentes gracias a que aplicaron políticas totalmente diferentes.

En el libro te cuento todos los detalles del caso coreano que es increíble y que nos da un montón de pistas sobre como Argentina se podría desarrollar.

Luego esta el caso de Noruega que también es apasionante. Este país siempre fue el vecino pobre de Suecia con una economía basada en la agricultura y la pesca donde los noruegos no tenían mucho futuro. De hecho, durante la primera mitad del siglo XX emigraron a Estados Unidos 700.000 Noruegos sobre una población total de 2 millones de personas en 1910.

Es decir, era un país sin perspectivas.

Pero todo cambio en 1969 cuando Noruega encontró uno de los yacimientos petrolíferos marítimos mas grandes jamás descubiertos. De repente Noruega encontró una riqueza natural que bien aprovechada podría cambiar el futuro de Noruega para siempre.

Y acá es donde Noruega tiene mucho para enseñar a un país como la Argentina o Venezuela, que también tienen enormes riquezas naturales pero no las saben aprovechar.

En el libro te cuento como hizo Noruega no solo para tener un éxito impresionante en esta tarea sino además para construir el fondo soberano, es decir, el fondo de inversión de un país mas grande del mundo, que no solo asegura el presente de Noruega, sino también el futuro de las nuevas generaciones de noruegos. Ya no importa que el petróleo y el gas se acabe, los noruegos pueden vivir de sus inversiones para toda su eternidad.

No quiero hacer muy largo esta nota y la idea es que leas el libro…., pero analice otros cuatro países que te los menciono muy rápidamente.

El tercer país es Irlanda, que siempre fue el vecino pobre de Inglaterra y el país mas pobre de Europa occidental, de hecho los irlandeses también emigraban en forma masiva a Estados Unidos.

Pero partir de 1960 Irlanda empezó un plan de desarrollo, basado en muy bajos impuestos, que hoy lo convierte en el segundo país mas rico de Europa, solo detrás de Luxemburgo. Y lo mas increíble es que hoy el PBI per cápita de Irlanda es un 75% mas alto que el del Reino Unido.

El cuarto país que analice en el libro es nuestro vecino Chile. En 1950 Chile era uno de los países mas pobres de América Latina. El bajo crecimiento y la alta inflación, con picos del 84% anual en la década de 1950 eran la constante. Pero setenta años después Chile esta entre los países mas ricos de América Latina, con la pobreza casi erradicada, hoy solo en el 2% de la población.

Por supuesto y como sabemos, en Chile la situación no es perfecta. En el libro explico como hizo Chile para desarrollarse tanto en estos setenta años mientras la Argentina hizo lo contrario. Pero eso no implica decir que la situación en Chile o en cualquier otro de los países analizados sea perfecta.

No existen los países perfectos. Solo hablamos de cómo podemos estar mejor, sobre como podemos progresar como lo hacen otros países.

El 5to país analizado en el libro es China, que en 1950 era uno de los países mas pobres del mundo, donde el comunismo estaba haciendo estragos, y hoy es un líder mundial con un sistema económico que no es perfecto ni mucho menos pero que permitió un enorme desarrollo económico, una drástica reducción de la pobreza y un incremento de la calidad de vida de los 1.300 millones de chinos.

Y cierro con Alemania, un país destruido en 1950 luego de la guerra, y que hoy esta entre los países mas desarrollados del mundo.

Luego de analizar estos 6 países trato de sacar lecciones que nos pueden servir para romper nuestra decadencia haciendo dos cosas:

Lo primero que hago es identificar los denominadores comunes que todos estos países implementaron sin excepción. Medidas, planes y estrategias que todos implementaron casi de la misma manera y que la Argentina debe implementar sí o sí para alcanzar el desarrollo.

El segundo aspecto que analizo es el factor individual y diferencial de cada país. Cada uno de estos países decidió implementar una estrategia diferencial y única, que sumada a los factores comunes que todos implementaron, le permitió lograr un desarrollo económico superlativo y sostenido.

Luego de hacer esto muestro qué hicimos en la Argentina mientras el resto del mundo se desarrollaba. Analizo que hizo Argentina entre 1880 y 1950 para progresar y que hizo desde 1950 para retroceder

Y Finalmente, en “Argentina Potencia” te comparto un plan de acción que le vamos a tener que pedir a nuestros políticos y a nuestros dirigentes que implementen, porque es el plan que permitió a otros países desarrollarse.

Para que la Argentina vuelva a ser la potencia mundial que fue en el pasado, nosotros nos tenemos que encargar de transmitir estas ideas a todas las personas que conocemos.

Seguro pensás que vos no podés cambiar nada, que sos insignificante en el gran conjunto que es nuestra nación.

Pero esto no es así. Si cada uno de nosotros cambia, el país entero cambia.

Y si vos y yo y una gran mayoría de argentinos pensamos diferente, los políticos van a tener que cambiar si quieren seguir teniendo nuestro voto porque eso es lo único que les interesa, conseguir votos.

Los políticos son máquinas de conseguir votos. No tienen ideología ni ideas fijas, van para el lado de lo que sus votantes quieren escuchar.

Por este motivo el cambio que necesitamos es de abajo para arriba.

Primero cambiamos nosotros y luego cambian ellos. Y vos podés hacer una contribución decisiva para que este cambio se inicie ahora.

Escribí este libro con la esperanza de poder cambiar la mentalidad de muchas personas, y que esto contribuya a propiciar el cambio que se tiene que dar en nuestro país para que la Argentina vuelva a ser el país rico y próspero que una vez fue.

En la Argentina tenemos todo lo necesario para conseguirlo. Tenemos a millones de profesionales con un gran talento. Tenemos emprendedores que cada día innovan y lanzan nuevos negocios. Tenemos una enorme cantidad de recursos naturales. Tenemos uno de los países más bellos del mundo para atraer a millones de turistas.

Por todo esto, no podemos conformarnos con lo que hoy es la Argentina. Tenemos que hacernos responsables y cambiar.

Por eso escribí “Argentina Potencia”, para que lo leas y lo disfrutes, para que conozcas cuál es la receta del desarrollo y la implementes vos en tu trabajo, en tu casa, con tu familia, con tus amigos…

Ojala puedas hacerte un tiempo para leer el libro y pasarme todos tus comentarios e impresiones

Abajo te voy a dejar el link para que puedas comprar el libro: https://argentinapotencia.inversorglobal.com/libro.html

Lo podes comprar en papel o en digital, como te quede mas cómodo. Y los precios son realmente bajos, no intento ganar plata con este libro, sino promover el cambio que saque a la Argentina de la decadencia y nos devuelva a la prosperidad.

No vas a encontrar el libro original en ninguna librería ni en Mercado Libre, lo estoy vendiendo a través de Inversor Global directamente, que es mucho más práctico y simple.

Otro día te comento porque creo que el modelo de las editoriales en el mundo esta agotado y tiene mucho mas sentido que los autores publiquen sus libros por su cuenta.

Pero mientras,  si querés tu ejemplar de “Argentina Potencia: Cómo volver a ser el país más rico del mundo” podes hacer clic en el link que esta dirección: https://argentinapotencia.inversorglobal.com/libro-video.html

Tengo muchas esperanzas depositadas en que “Argentina Potencia” sea la primera ficha de un gran dominó que recorra nuestro país de norte a sur, de este a oeste, para terminar de una vez por todas la decadencia de nuestro país y para que nuestros hijos y nuestros nietos disfruten de una Argentina rica y próspera que tristemente nosotros no pudimos disfrutar.

Soy consciente que esto va a tomar mucho tiempo. Y que seguramente yo no voy a ver  los frutos de ese cambio. Por eso la dedicatoria de este libro es para mis hijos. Se lo dedico a Máxima, Félix, Benito y Renata.

Si nosotros hacemos las cosas bien, tal vez ellos lo vean. Tal vez tus hijos o tus nietos lo vean.

Largo plazo, constancia y perseverancia hacen milagros. Llego la hora que los argentinos busquemos algo muy grande y a largo plazo. Y que eso no sea por nosotros, sino sea por nuestros hijos y nietos.

Espero que hayas disfrutado de esta nota y si te gustó no olvides compartirla. Fede.

¿En que invertir en 2021? – Parte II

By 4padmin on diciembre 30, 2020 in Economía & Política

¿En que invertir en 2021?

Para contestar esa pregunta sobre donde invertir en el mundo en el año 2021 te quiero mostrar dos gráficos que me parecen uy importantes y de ahí sacar algunas conclusiones.

El primer cuadro te muestra el balance de la Reserva Federal de Estados Unidos, que es el Banco Central de Estados Unidos que está encargado de emitir dólares.

Como ves, en el año 2008/2009 fue el primer salto en el balance de activos de la FED. Esto implica que fue la primera vez que la FED decidió  emitir mas de un trillón de dólares para salir de la crisis de fin del año 2008 e inicios del año 2009 cuando el sistema bancario de Estados Unidos casi quiebra.

Estados Unidos decidió salir de esa crisis emitiendo muchos dólares sin respaldo. Y esa estrategia se mantuvo sin cambios desde entonces.

Pero como ves en el cuadro, esta tendencia exploto a inicios de este año,  en 2020 como consecuencia de la crisis del Coronavirus.

La Fed decidió tirar sobre la economía más de 6 trillones de dólares. Es decir, emitió nuevos dólares en una proporción que fue casi seis veces más que en la crisis de 2008.

Y esto esta pasando en todos los grandes Bancos Centrales del mundo, el de la zona del Euro, el de China, el de Japón, todos están emitiendo sus respectivas  monedas sin pausa y en forma explosiva.

Repito, están haciendo lo mismo que llevo a la ruina a la Argentina. Incurrir en déficit fiscales enormes y financiar esas pérdidas emitiendo dinero sin respaldo.

¿Qué esta provocando esto?

No esta provocando una inflación descontrolada como en la Argentina, ya que la demanda de estas monedas sigue firma, a diferencia de lo que pasa en la Argentina. Pero este incremento en la oferta de dinero si esta provocando algo que se llama como Reflación.

¿Qué es la reflación?

La reflación implica una inflación en los precios de los activos financieros.

Es decir, los precios de los activos  financieros aumentan de una forma exponencial si los comparamos con el resto de los precios de la economía y este cuadro explica este fenómeno muy bien:

Este cuadro mide el precio de los activos reales, medidos por los commodities y las propiedades inmobiliarias por un lado, y por otro lado, los precios de los activos financieros compuestos por las acciones de compañías norteamericanas grandes y los bonos del tesoro norteamericano a largo plazo.

Como ves en el gráfico, este ratio está en mínimos históricos. Esto implica que nunca los activos financieros valieron tanto en términos de activos reales.

Estamos en máximo histórico de esta relación.

La evidencia de lo que muestra este cuadro se vio muy claramente durante el año 2020, con los precios de las acciones tecnológicas subiendo por las nubes. Te doy algunos ejemplos, Apple subiendo arriba de un 90% en lo que va del año y Amazon un 60%, por solo mencionar dos acciones que subieron mucho este año.

Pero esto no solo afecta a las acciones, también afecta a las criptomonedas. Por eso el precio del Bitcoin está subiendo mas que un 200% este año. Por supuesto que esto por un lado tiene que ver con la maduración y la mayor adopción de esta nueva tecnología, pero también tiene mucho que ver con el fenómeno de la reflación.

Acciones y criptos suben fuerte con la reflación. Hay trillones de nuevos dólares en el mundo y esos dólares van a comprar acciones y bitcoin.

Y esta tendencia seguramente siga durante 2021, es muy improbable que los gobiernos del mundo cambien de estrategia en el futuro cercano.

Todo indica que este festival de emisión va a seguir en 2021 y que el precio de las acciones y las criptomonedas va a seguir subiendo al mismo tiempo.

¿Entonces, en este contexto, donde invertir en 2021, como armar la cartera?

Yo seguiría esta tendencia, no trataría de ir en contra de esta tendencia. Es muy difícil pararse en frente de la FED y no terminar muy golpeado. El poder de fuego que tiene es inmenso.

Por eso, aunque los precios parecen alocados, tendría acciones norteamericanas por un lado.

Elegiría las acciones tecnológicas pero si se confirma que la vacuna contra el Covid es efectiva, empezaría a invertir en otros sectores también que van a crecer cuando la pandemia quede atrás.

Otra parte de la cartera la tendría en criptomonedas, no solo porque la demanda va a seguir aumentando fuerte de la mano de los inversores institucionales y de los inversores minoristas y esto va a apuntalar nuevas subas en los precios, sino también porque son otros claros ganadores de la reflación.

Ahora, ojo, aquellos inversores que elijan esta categorías se tienen que bancar bajas temporales del 50%, como paso en marzo de éste año 2020. El mundo está muy loco y la volatilidad va a ser la norma. Por eso, ojo que esto no es para todo el mundo. Solo para inversores de largo plazo y con mucho estomago.

¿Qué pueden hacer aquellos que no les gusta tanto el riesgo?

Bueno, estos inversores la tienen difícil, porque no tiene sentido invertir más en bonos. En este mundo de tasa cero y mega emisión los bonos no sirven para nada. Tienen mucho riesgo y ningún rendimiento.

Hay que salir 100% de los bonos y como activo de protección con menor volatilidad elegiría principalmente a las inversiones inmobiliarias y en segunda medida el oro.

Estos dos activos me pueden dar algo de estabilidad en la cartera y pueden funcionar como protección contra este escenario de tremenda reflación que es volátil y cambiante.

Como viste en el gráfico que mostraba antes, el precio de los activos reales en proporción a los activos financieros, están en mínimos  históricos estos precios. Y si el escenario de mega emisión monetaria global entra en crisis en algún momento, estos dos activos, el oro y el real estate pueden proteger nuestro capital.

El porcentaje que vas a asignar a cada categoría depende de cada uno, de tu edad, de tu patrimonio, del riesgo que quieras correr, el plazo al que invertís, etc..

Pero para una persona de unos 30 años, que invierte para su retiro de acá a 15 o 20 años, por ejemplo, tendría un 10% en Criptomonedas, un 30% en acciones norteamericanas, me guardaría otro 30% para ir invirtiendo en criptos y acciones durante los próximos meses o año y el 40% restante lo pondría en activos de protección como Real Estate y oro.

Y ojo que siempre te digo lo mismo, esto es algo muy genérico, el % exacto depende de cada uno y yo soy bastante conservador, si entendés los riesgos podes ser mas agresivo sin problemas.

Si te interesa profundizar el tema de la reflación, el próximo 14 de enero a las 18hs voy a estar haciendo un evento en vivo con Germán Fermo,  que es uno de los economistas mas destacados de la Argentina y nos va a explicar en detalle este tema. El es un experto en la reflación y te puede ayudar no solo a entender como funciona esta tendencia sino también a aprovecharla al máximo.

Regístrate: https://granreseteo.inversorglobal.com/

Y si te interesa el tema de la protección con oro frente a este escenario, no te pierdas el vivo que hice unos meses atrás con Diego Parrilla, una economista española que es un lujo para explicar este tema. Es experto en oro y armo una estrategia que incluye el oro que puede ser muy buena para que incorpores en tu cartera. En la parte de entrevistas de mi canal podés encontrar ese vivo.

Mirá la entrevista a Diego Parilla sobre: Cómo invertir en el medio de la burbuja: https://www.youtube.com/watch?v=5m2JbuMQEa8

Y mil gracias por acompañarme este año, sigamos juntos aprendiendo de inversiones y finanzas el año que viene, y sigamos  creciendo como comunidad.

Te deseo un excelente año 2021 y que todos tus sueños y objetivos se cumplan!

Feliz año y un abrazo enorme!

Federico Tessore

Buenos Aires, Argentina

Diciembre 2020

 

Argentina: Explosión, despegue o vegetar. Inversiones 2021 – Parte I

By 4padmin on diciembre 29, 2020 in Economía & Política

¿Dónde invertir en el año 2021?

Empecemos aclarando que mis visiones están basadas en un inversor de largo plazo, que buscar armar un patrimonio que le permita lograr la independencia financiera. Es decir, tener inversiones que le generen el ingresos necesario para financiar su estilo de vida sin la necesidad de trabajar en actividades que no te gustan.

Por lo tanto, no estamos haciendo trading ni nos estamos dedicados full time a las inversiones. Solo estamos armando nuestro patrimonio al mismo tiempo que tenemos una vida a la que le dedicamos la mayor cantidad de nuestro tiempo.

Hecha esta aclaración, déjame comenzar con algo que siempre te digo.

La forma de invertir como un profesional es armando una cartera diversificada compuesta por diferentes activos, que preferentemente tengan comportamientos diferentes, y de esta manera, combinando estos activos logro mayor rendimiento y menor riesgo.

No estamos buscando la inversión del momento, sino que estamos intentando armar una cartera lo mas eficiente posible. Esto significa, repito, tener un muy buen rendimiento con el menor riesgo posible y eso solo se logra combinando diferentes inversiones.

No estamos inventando nada con esta estrategia, esta es la manera que invierten los inversores mas sofisticados del mundo, como por ejemplo, el fondo de la Universidad de Harvard o el Fondo Soberano de Noruega.

Arman carteras diversificadas a largo plazo.

Y hoy, la magia de la globalización y la tecnología nos permiten replicar la estrategia de inversión de estos colosos sin importar cuanto dinero tengamos ni donde vivamos. Solo necesitamos conexión a internet, conocimientos básicos y listo, estamos invirtiendo casi de la misma manera que los inversores mas capaces del mundo.

Entonces, el secreto está en cómo armar la cartera. Dónde y en qué activos invertir.

En ese sentido, lo primero que te voy a repetir por vez número un millón…, es que no inviertas todo tu capital en la Argentina!

Argentina no es un lugar para invertir a largo plazo, es un país para hacer inversiones especulativas de corto plazo. El riesgo es altísimo y podes perder gran parte de tu dinero en cualquier momento.

Si querés correr riesgos, te recomiendo que lo hagas en el mundo de las criptomonedas, pero no en Argentina. Pero antes de entrar en ese tema, analicemos cómo termina la economía Argentina este año 2020 y que puede pasar en 2021.

El diagnóstico

Los argentinos estamos viviendo la peor crisis de nuestra historia. Aún peor que la crisis de del año 2002 si miramos los fríos números de la economía.

La actividad está por el piso, el PBI va a bajar alrededor de un 10% este año. Y esta baja viene luego de 10 años de recesión. La Argentina no crece desde el año 2010 y el PBI per cápita ya está igual que hace 30 años atrás, que en 1990.

El desempleo es récord, llego a estar as alto que en el año 2002 si ajustamos las cifras oficiales, mira el siguiente gráfico:

 

Hoy las cifras oficiales dicen que el desempleo es del 11%, pero si lo ajustamos por las personas que no están buscando trabajo en este momento porque están desmotivadas por el Covid, esa cifra es superior al 20% y el trimestre anterior llego a un récord del 30%.

El nivel de gasto publico está desbocado y el déficit fiscal está en un récord de alrededor del 11% del PBI. Mira el siguiente gráfico que muestra la evolución de los ingresos, los egresos y el déficit financiero del estado durante la ultimas décadas.

El gorila que ves ahí es lo que está destruyendo nuestro país. Fijáte como empieza a subir el nivel de gasto a partir del año 1997 casi sin interrupciones. Y fíjate el nivel del déficit fiscal que este año se espera que supera el 10% del PBI, un récord absoluto

El déficit se está financiando en un 90% con emisión monetaria.

Las reservas del banco central están en cero, no quedan dólares genuinos. Nos gastamos alrededor de 70.000 millones de dólares desde el inicio de la corrida contra el peso a inicios del  año 2018, si contamos los dólares que tenía el Banco Central en su momento más el dinero que entro por el FMI. Hoy ya no quedan dólares reales, el Banco Central esta usando dólares que no son de el para detener la corrida.

La inflación estaría cerrando este año en alrededor de un 35% pero hay muchos precios que están totalmente reprimidos, como por ejemplo los precio de los servicios públicos que van a cumplir dos años congelados.

Los salarios promedio de la Argentina, si los medimos en dólares, están en niveles africanos y es el segundo más bajo de América Latina después de Venezuela y estamos debajo de Haití. El salario más bajo lo encontramos en Venezuela con un dólar al mes, sigue Argentina con 101 dólares y continua Haití con 104. Quedamos muy lejos de Chile, que con un salario mínimo de 400 dólares lidera la región.

Los argentinos estamos más pobres que nunca.

Los impuestos están en niveles récord, pero los políticos siguen inventando nuevos impuestos. El impuesto a los bienes personales hoy lo pagan las personas que tienen propiedades que tienen un valor de a partir de 13.000 dólares. De esa manera esta medida la riqueza en argentina hoy.

Además, según un informe de la consultora Data Driven Argentina una pyme argentina que paga todos sus impuestos -en promedio- da pérdida,  ya que la presión impositiva a la producción representa el 106% de la ganancia neta (antes de impuestos) de una pequeña o mediana empresa. Esta cifra sólo es superada por las Islas Comoras en África)

Los bonos argentinos están rindiendo un 16% anual en dólares, un nivel que es increíble para un mundo de tasas cero donde países como Perú o Paraguay se endeudan a tasas de alrededor del 4% anual.

Conclusión, el panorama es desolador. El país está quebrado, destruido en todas las variables que las quieras evaluar.

Ahora, este es el diagnóstico, esto es el presente de la economía Argentina, pero para nosotros como inversores lo más importante es lo que podría pasar en la Argentina el año que viene.

Así que vamos a analizar lo que puede venir.

Lo que se viene

Una buena manera de entender las perspectivas para el año 2021 en Argentina es dividir los posibles escenarios en tres grandes alternativas.

  1. La primera alternativa vamos a llamar como el escenario “Explosión”.
  1. La segunda alternativa vamos a llamarla como el escenario “Despegue”.
  1. La tercera alternativa la vamos a nombrar como el plan “Vegetar”.

Vamos a ver que significan estos tres escenarios y lo mas importante, que probabilidades tendría cada uno de los escenarios posibles para el 2021.

El escenario explosión es una situación que implica que la crisis de confianza que tiene este gobierno se profundiza. Esto podría venir por varios caminos, como por ejemplo, por una crisis política, una pelea mayor entre Cristina y Alberto, o por un shock externo, suba de tasas de interés o por cualquier otra variable que termine de destruir la poca confianza que hoy queda en la argentina.

La situación es tan precaria, que cualquier resfrío nos puede matar.

Una explosión implicaría una suba mucho mayor del dólar, un dólar oficial convergiendo con el dólar libre y un banco central sin reservas para detener al dólar oficial.

Esto desembocaría en graves consecuencias. La primera es los precios de los bienes y servicios subirían por arriba del 100% anual y la hiperinflación estaría a la vuelta de la esquina.

Se desataría una corrida sobre los bancos, con las personas y empresas intentando sacar los pesos de los bancos en forma descontrolada.

Esto seguramente redunde en mayores restricciones, controles y reestructuraciones y finalmente, una quiebra y huida masiva de empresas y con salarios por debajo de los niveles africanos y desempleo y pobreza generalizada, superando los niveles del 50% que alcanzamos en cada crisis.

Esto terminaría con una crisis social en las calles que seria hasta difícil de controlar para el mismísimo peronismo. Estaríamos ante un escenario de descontrol total y nada tendría valor en la Argentina.

Este es el escenario Explosión.

Luego tenemos el escenario Despegue, que esto seria un shock también, pero un shock de confianza positivo. Implicaría que Alberto Fernández descarte el camino kirchnerista y chavista de su coalición y que de un giro similar al que dio Carlos Menem en la década del 90 cuando nombro a Cavallo como Ministro de Economía luego del primer año y medio de gobierno sin poder controlar la economía y que luego de pasar por una hiperinflación y el plan Bonex, desemboco en un giro rotundo hacia el capitalismo.

Menem y Cavallo lanzaron la convertibilidad, la apertura de la economía, la desregulación y un plan integral pro mercado,  disparando uno de los períodos de mayor crecimiento de la historia reciente de nuestro país.

En este escenario la economía crecería muy fuerte, volverían las inversiones, aumentando el empleo, los salarios y el optimismo sobre nuestro país. Podríamos crecer tranquilamente por arriba del 15% en 2021 y lograr crecimiento sostenido por muchos años.

Y el ultimo escenario es el escenario “Vegetar”. Según el diccionario la palabra vegetar significa lo siguiente:

Vivir sin ninguna movilidad y con una vida meramente orgánica, parecida a la de las plantas, generalmente a causa de una enfermedad.

En este escenario, la economía Argentina iría a una inflación de entre el 50% y  el 60% anual en 2021.

Los precios, a pesar de la alta inflación anual, seguirían en gran medida reprimidos. No habría inversión en servicios públicos, por lo tanto los servicios de electricidad, gas e internet, por ejemplo, serían cada vez peores, los cortes de luz y gas serían una constante y las señales de internet y celular serían cada vez peores, pero eso si, muy baratas.

Tendríamos cada vez menos productos en los supermercados y en los negocios en general, ya que la economía sobreviviría en base a controles y trabas. Casi no se podría importar nada, por lo tanto, el acceso a tecnología sería casi imposible en forma legal.

Y todos los precios de la economía estarían regulados, por lo tanto el desabastecimiento avanzaría sin prisa pero sin pausa.

Luego de la baja de la economía de un 10% en 2020, el PBI crecería solo un 2% o 3% en 2021 si se logra  superar la pandemia del COVID. Si no, la economía se hundiría nuevamente alrededor de un 5% anual.

El desempleo seguiría alto, el empleo privado se seguiría destruyendo y las empresas saliendo del país, solo aumentaría el empleo publico.

Las reservas del banco central seguirían en negativo y el déficit fiscal seguiría por arriba del 5% anual del PBI y solo se financiaría con emisión monetaria.

Seguiría el cepo al dólar, cada vez más fuerte, pero no lograría bajar de una brecha del 100% anual.

El gobierno no arreglaría un nuevo plan con el FMI y se apoyaría en estrechar relaciones con países como Venezuela, China Irán o Rusia y Argentina seguiría totalmente afuera del mundo desarrollado y civilizado.

En resumen, la Argentina seguiría vegetando. Estaríamos en un país muerto, donde la lucha sería simplemente por la supervivencia.

Estos serían los tres escenarios, repito, Explosión, Despegue y Vegetar.

Ahora, la clave es proyectar que probabilidades de ocurrencia tiene cada escenario. Es imposible adivinar que puede pasar en esta Argentina tan compleja, pero no es imposible trazar alternativas y actuar en consecuencia.

Bueno, en mi opinión, el escenario mas probable es el escenario “vegetar” con una probabilidad de ocurrencia del  70%.

Lo sigue el escenario explosión con una probabilidad del 25%

Y cierra el escenario despegar con una probabilidad del 5%.

Por supuesto estas probabilidades van cambiando todo el tiempo y puede haber infinitos escenarios intermedios y para esto es clave mirar lo que va ir ocurriendo los próximos meses, y sobre todo ver que puede pasar en las elecciones de noviembre del año que viene.

Pero, mas allá de todo eso, parece claro que lo mejor para nuestros ahorros y para nuestro futuro estar lo mas lejos posible de la Argentina en 2021.

Si vivís en la Argentina, tu prioridad el año que viene tiene que ser generar ingresos en el exterior y luego ahorrar e invertir en el exterior.

Si tenes ahorros y aun no tenes una cuenta bancaria en el exterior, que tu objetivo para el año 2021 sea abrir una cuenta bancaria en el exterior y de esta manera tener independencia de lo que puede pasar con la Argentina.

Si logras esto, vas a poder pasar la crisis razonablemente bien. Y si la Argentina no mejora nunca, vas a tener la libertad de irte del país cuando quieras. Y si mejora, vas a estar muy bien  de todas formas. Así que no tiene sentido que no lo hagas.

Creo que quedo claro porque como inversores no tiene sentido estar en la Argentina, por eso, en la segunda parte de esta nota, que voy a publicar en este mismo blog, voy a hablar sobre cómo invertir nuestro dinero en el exterior.

Federico Tessore

Buenos Aires, Argentina

Diciembre de 2020

 

Fuimos el país más rico del mundo, podemos volver a serlo

By 4padmin on diciembre 17, 2020 in Economía & Política, Libros

Fuimos el país más rico del mundo, podemos volver a serlo

Sí, estás leyendo bien, alguna vez fuimos una potencia mundial. La Argentina era el país más rico del mundo. Éramos más ricos que países como los Estados Unidos, Suiza o Arabia Saudita. Y durante setenta años estuvimos entre los diez países con mayor riqueza en el mundo.

¿Cuándo fue eso? Entre los años 1880 y 1950. Setenta años durante los cuales la Argentina fue un país pujante a nivel económico, donde millones de personas de todo el mundo querían vivir. El pico ocurrió en el año 1895, cuando la Argentina tuvo el PBI per cápita más alto del mundo. El PBI per cápita es un indicador que mide el ingreso promedio por habitante, y si bien no se trata de una medida perfecta, es una buena aproximación de la situación real de cada país.[1]

El punto de inflexión fue el año 1950, cuando dejamos de estar dentro del ranking de los diez países con mayor PBI per cápita del mundo, y nunca más nos recuperamos. Todo lo contrario, entramos en una larga y triste decadencia: en el año 2020 ocupamos el puesto setenta y tres del ranking de PBI per cápita global. Setenta años de caída en picada, en los cuales gobernaron dictaduras y democracias, gobiernos peronistas, radicales e independientes. Ninguno pudo detener la decadencia.

¿Por qué ocurrió esto?

Los argentinos somos expertos en encontrar todo tipo de culpables. Desde el “imperialismo yanqui” que nos quiere aplastar, hasta nuestra cultura “que está fallada”, o la “teoría” que señala a los políticos, a los empresarios o a los sindicalistas como los responsables.

En este libro me propongo contestar dos preguntas: ¿Por qué la Argentina está en decadencia? ¿Cómo podemos volver a ocupar un lugar entre los países más prósperos del mundo, ese lugar que tuvimos y perdimos?

Para intentar contestarlas, primero voy a analizar qué hicieron los países que sí pudieron crecer y desarrollarse durante estos setenta años en los que la Argentina se desbarrancó.

Son muchos los países del mundo que crecieron en este período, pero elegí desarrollar seis ejemplos, todos muy diferentes entre sí, de países que crecieron y que tomaron caminos levemente diferentes para lograr el desarrollo. En 1950 esos seis países eran más pobres que la Argentina. Setenta años después, los seis nos superan ampliamente. De  todos ellos vamos a rescatar dos aspectos:

1.Factores comunes. Medidas, enfoques, tácticas, planes y estrategias que todos implementaron casi de la misma manera.

2.Factores individuales. Cada uno de estos países decidió implementar una estrategia diferencial y única, que sumada a los factores comunes que todos pusieron en práctica, les permitió lograr un desarrollo económico superlativo y sostenido.Una vez que tengamos en claro cómo hacen los países para desarrollarse, vamos a analizar el caso argentino. Veremos que no hay que inventar la rueda: tan solo hay que hacerla andar.

Primero, vamos a tratar de entender cómo hizo la Argentina para estar entre los países más ricos del mundo entre 1890 y 1950. ¿Cómo se dio ese crecimiento? ¿Qué decisiones tomamos que nos llevaron a la cima? ¿Cómo nos mantuvimos y cómo nos convertimos en un ejemplo para el mundo?

Segundo, vamos a tratar de entender qué cambió a partir de 1950 y cuáles fueron las decisiones que tomó la Argentina y que la llevaron a perder riqueza en forma acelerada durante los últimos setenta años.

Una vez que tengamos un poco más claro todo este análisis, intentaremos sacar algunas conclusiones prácticas que nos permitirán salir de esta trampa en la que estamos estancados desde hace décadas.

Por último, voy a presentarte un plan de desarrollo integral cuyo objetivo será romper la decadencia y volver a convertir a la Argentina en el país que todos soñamos, convertir a la Argentina en una potencia. Un plan, una “receta”, para el crecimiento con el que vamos a poder exigirles a nuestros políticos y a nuestros dirigentes que lo implementen. Para esto es necesario entenderlo bien y difundirlo.

Nosotros, tanto vos como yo, somos agentes de cambio. Si nosotros cambiamos, el país cambia. Hoy los políticos son máquinas de adquirir votos. Si la mayoría de los argentinos pensamos de una determinada forma, ellos van a decir y hacer eso que pensamos, porque necesitan nuestros votos para ganar. Por eso, si vos y yo y una gran mayoría de argentinos pensamos diferente, los políticos van a tener que cambiar si quieren seguir teniendo nuestro voto. El cambio que necesitamos es de abajo para arriba. Primero cambiamos nosotros y luego cambian ellos.

Por eso es tan importante que primero analicemos y veamos claramente esta decadencia. Primero hay que entender el problema para poder luego mejorar.

En el primer capítulo de este libro que estás por empezar, vas a conocer números y pruebas concretas que muestran que el progreso del mundo en estos últimos setenta años no tiene precedentes, en todas las formas de medirlo que se te ocurran.

Para participar de este progreso, tenemos que cambiar muchos de los pensamientos arraigados en nuestra mente. Muchas de las máximas y las creencias que nos transmitieron nuestros padres, que nos enseñaron en la escuela y que hoy los medios de comunicación repiten están equivocadas. Las tenemos que cambiar.

Y eso es complicado, lo sé. Cambiar un pensamiento arraigado en nuestra mente por tantos años es una tarea titánica.

Espero que las historias de cada uno de estos seis países que te voy a mostrar a continuación logren eso que parece tan difícil. Tengo fe en que las evidencias concretas que veremos en cada capítulo hagan más fácil esta tarea.

Es sorprendente ver lo simple que es crecer. Por supuesto que toma tiempo, mucha constancia y perseverancia. Pero todo lo bueno en la vida es igual, ¿no es así? Las cosas buenas siempre toman tiempo, hay que pasar adversidades y obstáculos, y ser firmes en momentos de debilidad. Pero si el plan es claro, si las metas son transparentes, todo se hace mucho más fácil.

Ahora, te preguntarás: ¿es realmente importante que el país crezca y se desarrolle para que yo logre mis sueños y objetivos individuales? Esta es una cuestión central y que puede provocar muchos malentendidos.

Soy un fuerte defensor del impacto de la acción individual de cada uno de nosotros. Estoy convencido de que con perseverancia, constancia y esfuerzo podemos lograr grandes cosas sin importar en qué país vivamos. Aunque vivamos en el país más pobre del mundo, siempre podemos progresar.

La “decadencia argentina” no puede ser un justificativo para que nosotros no nos animemos a perseguir nuestros objetivos individuales. No debemos tomar como excusa el hecho de que nuestro país no crece hace setenta años y que la economía es un desastre para no perseguir nuestros sueños y anhelos.

Pero sí soy consciente del impacto del contexto y nuestro entorno sobre nuestras vidas. Es decir, dos personas que hacen el mismo esfuerzo pueden lograr un resultado muy diferente si viven en el país A, con bajo desarrollo económico, o si viven en el país B, con alto desarrollo económico. Si esto no fuera así, ¿cómo se explica, por ejemplo, que un taxista que trabaja en Buenos Aires tenga un ingreso promedio de alrededor quince mil dólares anuales y un taxista que trabaja en Nueva York gane cuarenta y cinco mil dólares anuales, es decir, un ingreso promedio tres veces superior? Misma tarea, mismo trabajo, mismas horas, mismo esfuerzo, y una diferencia enorme entre lo que uno y otro gana.

Y además el taxista porteño, con suerte, apenas puede pagar unas vacaciones en la Costa Argentina algunos pocos días al año, mientras que el de Nueva York puede tomar un crucero de quince días por el Caribe todos los años o maneja un auto que es diez veces más moderno y de mayor calidad que el del taxista porteño. Esto ocurre en todos los niveles si comparamos el nivel de vida de un argentino y una persona en Nueva York.

Por supuesto que hay excepciones, personas talentosísimas o con habilidad para esforzarse por arriba de la media, que logran resultados extraordinarios. Pero podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que el promedio de las personas que desempeñan un mismo trabajo en un país subdesarrollado, va a ganar tres o cuatro veces menos que una persona que desempeña ese mismo trabajo en un país desarrollado. Y que la calidad de vida del último va a ser infinitamente superior que la del primero.

¿Es injusto? ¿No debería ser así? Bueno, sea justo o no, es la realidad. Es lo que pasa. O nos peleamos con ella y no llegamos a nada, o tratamos de cambiarla. Y si no llegamos a cambiarla para nosotros, por lo menos cambiémosla para nuestros hijos o nuestros nietos.

Nuestro país, la Argentina, puede volver a estar entre los diez países más ricos del mundo. Y si eso ocurre, tu vida, mi vida y la de todas las personas que queremos será mucho mejor. Todos estaremos mucho más cerca de desplegar nuestro potencial en cada una de las cosas que nos apasionan.

No es un camino fácil ni corto. Es posible que lo empecemos y por varios años no veamos progresos. Pero si perseveramos, si aplicamos las recetas correctas, si somos constantes, es casi imposible fallar. El futuro está en nuestras manos, y puede ser mucho mejor. Te invito a conocer cómo hacerlo.

 

Federico Tessore

Buenos Aires, Argentina

Octubre de 2020

 

[1] En el Anexo II del libro podés profundizar sobre qué es el PBI y cómo se mide.

 

Las tres grandes amenazas para la economía mundial

By 4padmin on agosto 14, 2020 in Economía & Política

Ray Dalio no es un inversor corriente. Nacido en una familia de clase media, Dalio comenzó su carrera cuando era un adolescente gracias a su trabajo de caddie en uno de los principales clubes de golf de Nueva York.

Allí recibió sus primeros consejos de bolsa de grandes ejecutivos de Wall Street. Gracias a su éxito invirtiendo pudo costear sus estudios en Harvard y conseguir un trabajo en Wall Street tras egresarse en la legendaria universidad.

Con 26 años fundó su firma de inversiones Bridgewater Associates en la tranquila ciudad de Westport, en Connecticut.

Gracias a sus excelentes análisis macroeconómicos aplicados a las inversiones y a su buen ojo para seleccionar activos financieros, desde la fundación de su firma hace más de 40 años consiguió una rentabilidad promedio anual del 12 por ciento, lo que le convirtió en uno de los gestores más exitosos del mundo.

Sin embargo, lo más meritorio es que en todos estos años solo tuvo pérdidas en 4 años y estas pérdidas en promedio fueron de menos del 3 por ciento. Inclusive en años en los que el mercado cayó más de un 30 por ciento, Dalio consiguió limitar sus pérdidas a menos del 5 por ciento.

Es decir, Ray Dalio obtuvo altas rentabilidades con bajo riesgo; algo muy difícil de conseguir…

En la actualidad Bridgewater Associates gestiona activos por un valor total de 138 mil millones de dólares y la fortuna personal de Dalio asciende a 19 mil millones de dólares.

Ahora, Ray Dalio hace una predicción que tenés que escuchar ya que anticipa 3 amenazas que cambiarán radicalmente a la economía mundial y que dejarán grandes ganadores y grandes perdedores.

La primera gran amenaza que acecha a la economía mundial son las importantes tensiones dentro de los países debido a la desigualdad en la distribución de la riqueza.

En las últimas semanas pudimos observar cómo mientras la economía real sufre enormemente las consecuencias del coronavirus, la bolsa de Estados Unidos regresó a sus máximos históricos.

Un buen ejemplo de esto fue esta imagen que se viralizó en Internet de Jim Cramer, el popular presentador del canal de noticias financieras CNBC. En ella hay dos titulares: al fondo una pantalla dice que el Dow Jones tuvo su mejor semana desde 1938; en el plano inferior hay un título que dice que más de 16 millones de americanos perdieron su empleo en tres semanas.

Esta discordancia entre la economía real de la que dependen millones de trabajadores, y los mercados financieros propicia una importante desigualdad en la riqueza de los ciudadanos que dará lugar a importantes tensiones políticas dentro de los países según Dalio.

Esta tendencia no es nueva, aunque se podría disparar con la crisis económica que desencadenó la pandemia del coronavirus.

Verás, los avances tecnológicos dispararon el crecimiento económico y también los beneficios de las grandes empresas, sin embargo muchos empleos fueron sustituidos por procesos automatizados, lo que provocó que millones de personas perdieran sus puestos de trabajo en los últimos años.

Esto provocó un aumento de la desigualdad entre los propietarios de capital y los trabajadores que perdieron sus empleos o vieron como sus salarios reales se quedaron estancados debido a la mayor competencia en el mercado laboral.

Así, en Estados Unidos las rentas del 10% más rico de la población se incrementaron entre 1979 y 2018 en un 37,6%. Sin embargo, las rentas del 10% más pobre apenas se incrementaron en cuatro décadas en un 1,6%.

Esta tendencia a la desigualdad no es un fenómeno que se esté produciendo en Estados Unidos; en realidad se está produciendo en todo el hemisferio occidental.

El resultado de la desigualdad es la polarización política y el auge del populismo, que puede ser de izquierdas (como en el caso del Kirchnerismo o del Chavismo) o de derechas (como en el caso del Brexit o de Trump).

La segunda gran amenaza para la economía mundial son las tensiones geopolíticas por el surgimiento de una nueva potencial mundial: China.

Si bien la economía de Estados Unidos sigue siendo una economía próspera y dinámica, el elevado déficit comercial que contrajo el país del Norte y que financió con miles de millones de deuda supone el mayor talón de Aquiles para la primera potencia mundial.

En el siguiente gráfico podés ver como Estados Unidos pasó de un ligero superávit comercial en los años 70 a un gigantesco y persistente déficit comercial durante las últimas décadas.

El país más beneficiado fue China, que alcanzó el estatus de principal país exportador del planeta, desbancando recientemente a Estados Unidos.

Gracias a sus exportaciones, China se está enriqueciendo rápidamente. Esto queda evidenciado en las reservas de su banco central, que son las mayores del mundo con más de 3 billones de dólares.

La reacción de Estados Unidos ante la amenaza que esto supone a su hegemonía mundial  se traduce en proteccionismo comercial así como en tensiones geopolíticas.

Desde el comienzo de su mandato en 2017, en política exterior Trump convirtió a China en su principal enemigo y por ello le impuso al gigante asiático aranceles por miles de millones de dólares.

Es improbable que estas tensiones disminuyan en el futuro. Por el contrario, es previsible que aumenten a medida que Estados Unidos vea más amenazado su estatus de primera potencia mundial.

Esta guerra comercial en realidad tiene ramificaciones en muchas otras áreas, como la tecnológica, la sanitaria y la militar. Para Ray Dalio, el auge de un conflicto entre las dos principales potencias del planeta supone una grave amenaza para la economía mundial.

Por último, la tercera gran amenaza que acecha a la economía mundial son las políticas monetarias que implementaron los grandes bancos centrales del mundo.

La primera política monetaria a la que recurren los bancos centrales, y también la más tradicional y ortodoxa, es bajar las tasas de interés.

Verás, al bajar estas tasas de interés el costo tanto de asumir nuevas deudas como de las deudas existentes baja.

Esto sirve de ayuda a los consumidores, empresas y estados en momentos de crisis económica, que ven como su situación económica se ha visto gravemente dañada por la crisis.

Si te fijas en el siguiente gráfico podés ver cómo durante las últimas cuatro décadas la Reserva Federal recurrió a esta política de bajar las tasas de interés para mantener la prosperidad económica aún en momentos de recesión.

Sin embargo, con cada nueva crisis las tasas de interés bajaron más y más hasta el punto de que en la actualidad estas tasas de interés en Estados Unidos están en el cero por ciento.

La Fed no fue el único gran banco central que recurrió a esta política para generar crecimiento económico. Otros bancos centrales como el Banco Central Europeo, el Banco de Japón o el Banco de Inglaterra también establecieron tasas de interés en cero por ciento durante los últimos años.

Sin embargo, llegados a la actual situación en la que las tasas de interés son de cero por ciento… ¿Qué más pueden hacer los bancos centrales para estimular a la economía?

Acá entra la necesidad de adoptar políticas monetarias menos ortodoxas: imprimir dinero y comprar activos financieros.

La primera vez que se recurrió a esta política monetaria fue tras la crisis económica de 2008.

En el siguiente gráfico podés observar como a principios de 2009 el balance de la Fed pasó 800 mil millones de dólares, a más de dos billones de dólares. En los años siguientes el balance de la Reserva Federal siguió incrementándose hasta los 4,5 billones de dólares.

Pero, ¿qué hizo la Fed con esta enorme cantidad de dinero? Comprar activos financieros, principalmente bonos del Tesoro de los Estados Unidos pero también bonos corporativos.

Esta masiva inyección de dinero sirvió para estimular a la economía gracias a los estímulos fiscales que pudo implementar el Gobierno de los Estados Unidos y al financiamiento más abundante y barato al que pudieron acceder las empresas.

En la actualidad, tras el estallido de la nueva crisis económica debido a la expansión del coronavirus, los bancos centrales fueron un paso más allá y se dedicaron a imprimir más dinero, incrementando la capacidad de endeudamiento de la economía mundial.

Según un informe que publicó recientemente el Instituto Internacional de Finanzas, la deuda global alcanzó en el primer trimestre del año 258 billones de dólares, lo que equivale al 331 por ciento del PBI mundial.

Y este organismo espera que la deuda siga creciendo durante los próximos años debido al accionar de los bancos centrales. Y es que los bancos centrales están dispuestos a lo que sea con tal de evitar que la economía mundial caiga en una depresión de la que no se pueda salir. Sin embargo, el remedio podría ser peor que la enfermedad.

Ray Dalio lo expresa así:

“Las depresiones económicas no perduran en el tiempo, porque de una manera u otra –y lo estamos viendo hoy- la impresión de dinero termina con ellas. Sin embargo, el valor del dinero sí puede reducirse permanentemente”

Un fenómeno que los ahorradores argentinos sufrimos durante décadas como es la inflación y la pérdida de valor del dinero se podría producir en el resto del mundo debido a las políticas monetarias que implementaron los principales bancos centrales.

Este proceso no es en absoluto algo extraordinario a nivel histórico. En realidad es la continuación de lo que sucedió el 15 de agosto de 1971, cuando el Presidente de los Estados Unidos Richard Nixon anunció la desvinculación del dólar del patrón oro.

Hasta aquel momento, cada dólar estaba respaldado por una cantidad de oro almacenado por la Reserva Federal. Sin embargo, a partir de aquella decisión el dólar pasó de estar sostenido por el oro a ser una moneda fiduciaria, que como su nombre indica está sostenida por la fe de los agentes económicos en el dólar como depósito de valor.

Sin embargo, esta fe podría destruirse ante la impresión masiva de dólares que efectuó la Reserva Federal.

Los días del dólar como el activo financiero por excelencia para preservar el valor de nuestros patrimonios podrían estar contados.

Para Ray Dalio y otros grandes inversores, aparecerán tensiones inflacionarias que podrían destruir el valor de las monedas.

En las grandes economías los inversores consideran al efectivo como el activo con menos riesgo. Sin embargo, esto podría no ser así y permanecer en efectivo podría suponer un riesgo mayor al de cualquier otra inversión.

En este contexto, los inversores argentinos contamos con la ventaja que nos aportaron los años de experiencia desenvolviéndonos en un entorno peligroso e inflacionario. Ahora, podríamos ver la argentinización de la economía mundial…

Ante esta situación en la que el dólar no podría ser un activo tan seguro como pensamos, es necesario tener en nuestros portafolios inversiones de protección de nuestro patrimonio como por ejemplo el oro o el Bitcoin.

En el episodio 127 del FedeTessoShow te conté como Eduardo Elsztain, uno de los inversores más exitosos de nuestro país, realizó una fuerte apuesta por la suba del oro.

Elsztain argumentó en una carta a inversores que su inversión por el oro se fundamentaba en el temor a que se produzca una elevada inflación a nivel mundial.

Elsztain no es el único que está apostando por el oro para proteger su patrimonio. Como podés ver en el siguiente gráfico, en lo que llevamos de año el oro se revalorizó más de un 30 por ciento.

Otro activo de protección frente a la inflación a nivel global son las criptomonedas, y más concretamente del Bitcoin.

Como te expliqué en los episodios anteriores del FedeTessoShow, la emisión de Bitcoins está limitada a 21 millones de unidades hasta el año 2140.

La garantía de que nadie podrá aumentar la emisión de Bitcoins a su antojo como si sucede con las monedas fiduciarias convierte a esta criptomoneda en una garantía de conservación del valor.

Para terminar, quiero compartirte unas palabras de Ray Dalio que me parecieron muy importantes y que resumen lo que te conté en esta nota:

“Severas recesiones económicas con elevadas diferencias de riqueza, alto endeudamiento y políticas monetarias inefectivas son una combinación que lleva a conflictos significativos y a cambios revolucionarios dentro de los países”.

Si uno de los mejores inversores del planeta se muestra tan pesimista sobre el futuro, quizás sea una buena idea que inviertas una parte de tu patrimonio en activos de protección como el oro o las criptomonedas.